julio 23, 2021

Juan, el niño que canta en peatonal, llegó hasta el Teatro Vera y Buenos Aires

La historia musical de Juancito Ojeda comenzó a los 4 años. Ahora tiene 11, ya actuó en varios escenarios y destaca sus sueños de continuar perfeccionándose.

Las voces infantiles se unificaban en armonía, llegando a conquistar al masivo público del Teatro Oficial Juan de Vera. Se trataba de los niños del programa Orquestas y Coros Infantiles del Ministerio de Educación, que el pasado 7 de noviembre tuvieron su gala anual. Entre ellos se encontraba Juan Antonio Ojeda, un niño de once años, dueño de una mirada tímida que contrasta con la imponente voz que lo consagró solista en dicha presentación.

“Un profesor me invitó a participar del grupo Coro de Niños de San Luis, así que empecé a ir a las clases. Siempre me gustó cantar, me dicen que es de nacimiento, pero fue mi papá el que me enseñó todo lo que sé”, explicó Juancito minutos antes de ejecutar su show.
Su rostro puede resultar familiar, sobre todo para aquellos que dedican tiempo a los artistas que surgen en los escenarios urbanos del microcentro. Es que Juan, vestido de mariachi, junto con su padre, canta corridos mexicanos en plena peatonal Junín.
En un repaso por su historia musical, sus padres relataron que la primera actuación la dio, casi por casualidad, a los cuatro años cuando en un karaoke familiar de San Luis del Palmar Juancito cantó algunos temas dejando boquiabiertos a los presentes.
Luego, continuó en los actos escolares ya que preparaba canciones para dedicarles a sus maestras; y tras sumarse al Coro de Niños de San Luis dio rienda suelta a su talento. Hasta que un día se animó a plantar raíces en la peatonal Junín, para ayudar a pagar sus estudios de música. Allí fue reconocido popularmente en un camino que lo condujo, por ejemplo, a participar como invitado en la peña de Los Alonsitos.
Además este año, por primera vez, dio un show solista en la II Gala Anual del programa Orquestas y Coros Infantiles cuya presentación se llevó a cabo nada menos que el Teatro Oficial “Juan de Vera”. Luego, Juan Ojeda fue seleccionado entre cientos de niños de todo el país para viajar a Buenos Aires y formar parte del coro nacional que musicalizó la Feria de Innovación Educativa que se realizó en el predio de Tecnópolis en noviembre.

Camino
Entre el traqueteo habitual de peatonal Junín, Juancito y Domingo (su padre) cantan canciones melódicas convocando siempre público, que ovaciona su música con aplausos y algunas propinas.
La historia detrás de estas actuaciones fue relatada por Domingo: “Somos una familia numerosa de San Luis del Palmar. Yo siempre me dediqué a la herrería y, además, recibía una pensión por discapacidad porque por un accidente perdí la pierna. Pero en el 2016 me quitaron la pensión así que tuvimos que ajustarnos con lo que teníamos. En esos días difíciles, Juan me dijo que quería cantar en la peatonal como otros artistas. Al comienzo teníamos un poco de vergüenza, pero después nos acostumbramos y ahora con ese dinero pagamos todo lo relacionado al estudio de Juancito. Los instrumentos que le gustan, una computadora y después nos dijo que quería estudiar en el Instituto de Música así que cubrimos esos gastos. Igual en diciembre no estuvimos yendo, porque Juan tenía que estudiar y sólo vamos cuando él decide”.
Tras varias funciones urbanas, Juan no se achicó en el imponente Teatro Vera, donde interpretó una canción como solista. Además, este año por primera vez pudo viajar a Buenos Aires, nada menos que para cantar en el predio de Tecnópolis ante miles de personas. “Me gustó mucho que me elijan como parte del coro, fue una sorpresa muy linda porque no conocía Buenos Aires”, indicó Juan.
El camino artístico recién comienza y sueña con dedicarse a la música. “Me gusta ir a la escuela, participar de coro y ahora ir al Instituto de Música. Aprendí un montón de cosas, sé tocar la guitarra, la batería y el bombo”, detalló mientras su mamá, María Checa, agregaba: “Ahora estamos ahorrando porque quiere aprender a tocar el acordeón”.
Con la ilusión de continuar creciendo en el ambiente de la música, Juancito dedica su tiempo a practicar con sus instrumentos y dedicar canciones a sus seres queridos.