julio 31, 2021

Irma ya es tormenta tropical: buscan sobrevivientes en los Cayos y comienza la limpieza en Miami

Buscarán gente casa por casa en los islotes del sur. Hay 4,6 millones de personas sin luz. Y el peligro ahora es el aumento brutal del agua.

El huracán Irma descendió este lunes a categoría 1 y rápidamente después bajó a tormenta tropical mientras avanzaba por Florida, golpeada por violentas ráfagas y extensas inundaciones que dejaron tres muertos y 4,6 millones de personas sin electricidad (incluidas zonas de Georgia también), provocando la declaración del estado de catástrofe natural.

Irma ya es tormenta tropical: buscan sobrevivientes en los Cayos y comienza la limpieza en Miami

Hacia las 05:00 locales (7 en Argentina), los vientos máximos habían descendido a 120 km/h e Irma se encaminaba a convertirse en una tormenta tropical a medida que avanzaba por la costa noroeste de Florida y hacia el sur de Georgia, precisó el Centro Nacional de Huracanes estadounidense (NHC) en un comunicado.

El ojo del huracán se ubicaba unos 40 km al noreste de Tampa, precisó al tiempo que recordaba las advertencias vigentes de marejadas ciclónicas, lo que significa que hay “peligro de inundaciones amenazantes a la vida”.

La situación en Los Cayos

Tal y como fue pronosticado, Irma había impactado el domingo por la mañana en los Cayos (sur) como huracán de categoría 4 –en una escala de 5–. Por la tarde había vuelto a tocar tierra en Marco Island (oeste) como categoría 2.

Con las comunicaciones cortadas en gran parte de los Cayos de Florida, muchos esperan a que se haga día pleno para evaluar los daños causados.

Irma ya es tormenta tropical: buscan sobrevivientes en los Cayos y comienza la limpieza en Miami

Ahora en los Cayos el objetivo es buscar sobrevivientes puerta a puerta, según informa esta mañana el Miami Herald.

En los bajos Cayos, donde se registró una marejada de más de tres metros (10 pies), electrodomésticos y muebles podían verse flotando, y la portavoz del condado Monroe, Cammy Clark, dijo que las aguas del océano estaban llenas de peligros para la navegación, incluyendo botes hundidos.

El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró el estado de catástrofe natural en Florida para poder desbloquear fondos y medios federales suplementarios, con el fin de ayudar a los damnificados.