octubre 29, 2020

Reinauguraron el Templete natal de San Martín e insistieron con el feriado doble

El Gobernador subrayó el aporte nacional para las obras del monumento histórico y ratificó la necesidad de poner en valor las fechas del 25 de febrero y 17 de agosto, nacimiento y fallecimiento del prócer.

Al conmemorarse ayer el 167° Aniversario del paso a la inmortalidad del general José Francisco de San Martín, se reinauguró en Yapeyú el templete que guarda los vestigios de su casa natal y restos de sus padres, con actos encabezados por el gobernador, Ricardo Colombi y el ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto.
Como cada 17 de agosto  Yapeyú fue el escenario de un nuevo homenaje y recordación del pase a la inmortalidad del Padre de la Patria, para ello se convocaron a autoridades nacionales, provinciales, municipales y tropas del Ejército con sus respectivos jefes. Entre estos el tradicional cuerpo de Granaderos a Caballo creado por el ilustre prócer,  una facción que tiene asiento permanente en esta localidad, también participaron tropas de las distintas fuerzas de seguridad, de la Policía de la Provincia y numerosos vecinos y visitantes.
Previamente al acto central que se desarrolla en la plaza de Armas de este complejo histórico, se concretó la inauguración de las obras de restauración del Templete que protegen la residencia natal de San Martín, un hecho trascendente para los correntinos en general, dado que se revaloriza este monumento que es uno de los atractivos de la localidad y la provincia, y constituye un homenaje permanente al hijo más prestigioso de esta tierra.
Además, el intendente, Ramón Barrios explicó que “en la Plaza de Armas también inauguramos un monumento a los caídos en la gesta de Malvinas, principalmente a quienes formaban parte del Regimiento local en 1982”.
En el inicio del acto, tras los saludos protocolares, se emitieron discursos; por parte de la Comuna habló la viceintendente, Silvia Velázquez quien resaltó que “es fundamental destacar que no se redujo a lo militar, sino a su vida en general, porque ha dado testimonio a través de sus acciones de lo que quería para su pueblo y para la patria latinoamericana, y que no era otra cosa que la unidad, la honestidad y la voluntad de lucha en favor de la libertad de su pueblo”.
Por su parte el vicegobernador, Gustavo Canteros reflexionó: “Me pregunto qué pasaría si San Martín volviera hoy a la Argentina para quedarse en su Patria, ¿bajaría del barco o se volvería? La respuesta está en nosotros, ojalá seamos capaces de generar las condiciones que San Martín soñó para nuestra Nación”.
Mientras que Avelluto instó a imitar a San Martín “porque tenemos que hacer el esfuerzo de seguir su impronta de unidad, avanzar en las coincidencias para que este país cobije a todos, en un marco de tolerancia, comprensión y de compromiso para cambiar y hacer realidad aquel sueño de grandeza, que este extraordinario prócer deseó para nuestro país durante toda su vida”.
Finalmente habló Colombi, quien consideró que el “homenaje más justo para San Martín”, es la “inmovilidad del feriado nacional y el homenaje simultáneo en todo el país”.