octubre 26, 2020

Los ciervos de los pantanos serán monitoreados por varios meses

Se trata de un trabajo en los Esteros del Iberá con cuatro ejemplares de esta especie. Es la primera experiencia que se realiza en este animal.

La con­ser­va­ción y la rein­tro­duc­ción de los ani­ma­les es al­go que des­de ha­ce años vie­nen re­a­li­zan­do en los Es­te­ros del Ibe­rá. En es­ta nue­va eta­pa, el ob­je­ti­vo es el cui­da­do de los cier­vos de los pan­ta­nos.

La se­ma­na pa­sa­da fue­ron cap­tu­ra­dos dos ejem­pla­res ma­chos y otras dos hem­bras que se­rán so­me­ti­dos a una ob­ser­va­ción pa­ra pre­ser­va­ción.
Es­tos se­rán eva­lua­dos a tra­vés de prue­bas de téc­ni­cas clí­ni­cas y de ma­ne­jo que per­mi­tan co­no­cer las me­jo­res al­ter­na­ti­vas pa­ra el ma­ne­jo de la es­pe­cie con fi­nes de con­ser­va­ción.
Las es­pe­cies cap­tu­ra­das se en­cuen­tran en el re­fu­gio de la Re­ser­va Rin­cón del So­co­rro den­tro de los Es­te­ros del Ibe­rá.
“Es­to es una prue­ba pa­ra ver có­mo re­ac­cio­nan”, di­jo Ma­rian La­bourt, vo­ce­ra de Con­ser­va­tion Land Trust (CLT).
Es­te pro­yec­to in­clu­ye el tra­ba­jo en­tre va­rias ins­ti­tu­cio­nes que con­tem­pla a Par­ques Na­cio­na­les, el equi­po de Pro­yec­to Pan­ta­no y los pro­ce­di­mien­tos se re­a­li­za­ron con el per­mi­so de la Di­rec­ción de Par­ques y Re­ser­vas de la Pro­vin­cia de Co­rrien­tes. Los cua­tros ani­ma­les cap­tu­ra­dos du­ran­te el pe­rí­o­do de anes­te­sia se pro­ce­die­ron a la to­ma de mues­tras pa­ra un che­queo sa­ni­ta­rio de los ani­ma­les.
Por el mo­men­to, se en­cuen­tran en un co­rral de una hec­tá­rea don­de son ob­ser­va­dos pe­rió­di­ca­men­te an­tes de ser mo­vi­dos a un “san­tua­rio” de 30 hec­tá­re­as en el que vi­vi­rán en­tre uno y tres me­ses.

“El san­tua­rio es un lu­gar ex­clu­si­vo de cier­vos. Le lle­va­mos a ese lu­gar pa­ra que es­tén con­te­ni­dos du­ran­te un pe­rí­o­do que pue­de du­rar en­tre dos y tres me­ses”, ex­pli­có La­bourt.
La vo­ce­ra ex­pre­só que es­tos ani­ma­les no ne­ce­si­tan es­tar en pe­rí­o­do de cua­ren­te­na.
Ac­tual­men­te, el Ibe­rá po­see una po­bla­ción es­ti­ma­da de unos 10.000 ejem­pla­res y se con­vier­te en la ma­yor es­pe­ran­za pa­ra la es­pe­cie en Ar­gen­ti­na.
En ex­pe­rien­cias an­te­rio­res se tra­ba­jó con el oso hor­mi­gue­ro, ve­na­do de las pam­pas, ta­pir, pe­ca­rí que per­mi­ti­rán ayu­dar a con­ser­var la es­pe­cie, así co­mo pa­ra em­pren­der con ma­yor po­si­bi­li­dad de éxi­to nue­vos pro­yec­tos de rein­tro­duc­ción del cier­vo de los pan­ta­nos en lu­ga­res don­de ha­ya de­sa­pa­re­ci­do o ne­ce­si­te re­for­zar su nú­me­ro de in­di­vi­duos.
Es­ta es la pri­me­ra ex­pe­rien­cia de cap­tu­ra con fi­nes de con­ser­va­ción del cier­vo de los pan­ta­nos re­a­li­za­da en Co­rrien­tes.