octubre 1, 2020

Itá Ibaté: el barco revelado por la bajante habría naufragado en 1867

Una investigación realizada por estudiantes de la localidad se trata del Parténope y forma parte de las leyendas locales. Además una entidad de buceo había explorado el navío años atrás.

La bajante extraordinaria del río Paraná brinda paisajes que nunca se habían visto en las zonas ribereñas al menos en la historia reciente. Uno de los escenarios que más llamaron la atención es que en las costas de Itá Ibaté un viejo naufragio está a pocos centímetros de la superficie.

Ahora se conocen más detalles sobre la embarcación y su tragedia. Una investigación de estudiantes de la localidad para la realización de un cortometraje de ficción  precisó que se trata de un barco llamado “Parténope”, y que se habría hundido en 1867 en una zona conocida como Punta Gallino; el relato ya forma parte de las leyendas que se comentan oralmente en la localidad.

En la producción manifiestan que existen varias teorías sobre el hundimiento. La más difundida es que se acercó demasiado a la costa paraguaya en plena guerra de la Triple Alianza, pero otras voces dicen que se trataba de un navío muy dañado que no pudo soportar la carga. .

Por otra parte en marzo del 2014 la entidad de buceo deportivo “Cruz del Sur”  realizó una inmersión de exploración al Parténope. En una publicación en Facebook brindaron detalles sobre la embarcación que estaba a unos 40 metros de la costa en ese entonces: “el vapor se encuentra orientado con la proa hacia el sur (costa Corrientes), perpendicular al cauce del rio, y escorado unos 20 / 25º hacia aguas abajo”. 

Además explican que tiene un largo de entre 6 y 8 metros y entre 2.5 a 3 de ancho. “El casco hacia babor (donde golpea el agua) se encuentra desaparecido en gran parte y muy destruido lo poco existente, solo se observan las costillas estructurales”, agregan, mientras que “el flanco aguas abajo (estribor) se encuentra en perfecto estado de conservación.”

“Lo primero que se identifica son las ruedas de impulsión una por cada flanco, con aspas de madera, que increíblemente, aún queda una pala en perfecto estado, el diámetro de cada rueda tiene 2 metros aproximadamente y un ancho de 50 a 60 centímetros”, detallan. Agregan que “se identifica perfectamente el eje de mando de ambas ruedas laterales de 15 centímetros de diámetro sujeto al casco por medio de cojinetes de importante tamaño”. “También pudo observarse una biela de 80 centímetros de alto con un muñón superior de 20 centímetros de diámetro y las cañerías de conductos de vapor”, publicaron.

Por el tamaño que tiene el Parténope estiman que era un vapor que remolcaba chatas en las que se transportaba el ganado de a pie. Bajo el agua, el barco pasó a ser el hábitat de varias especies de peces.