octubre 21, 2020

Iniciarán la recolección diferenciada de residuos en unos 17 barrios de Goya

La comuna avanza con la implementación de un plan 2018-2025 que, entre otras medidas, contempla el tratamiento de los desechos. Tras sanear y ordenar el vertedero, el próximo domingo arrancarán con la clasificación en origen. Y desde enero funcionaría la planta.

De las 26.500 toneladas de desechos que recolectaron el año pasado en Goya, lograron recuperar, es decir reciclar, sólo un 6%. Aumentar ese porcentaje de manera progresiva para que el cuidado del medioambiente se incorpore en la cultura social de la ciudadanía es uno de los objetivos del programa municipal “Yo cuido” que fue lanzado el 5 de junio del 2018 y tiene metas planificadas hasta el 2025. Como parte de este plan, la comuna implementó varias medidas. A ellas, a partir del domingo 18, sumará la implementación del servicio de recolección diferenciada en dos áreas de la ciudad: centro y norte. 

Además del tratamiento de desechos, el mencionado plan contempla acciones referidas al arbolado urbano, recuperación de espacios verdes, etc.  “Cada una de las tareas que se realizan, están planificadas considerando los recursos disponibles y en forma articulada entre la Municipalidad, la Provincia, los vecinos, la cooperativa local de recuperadores y el sector privado”, expresó el director de Recursos Naturales y Medio Ambiente de Goya, Walter Gómez Arizaga.

Por eso, en el caso de los residuos sólidos urbanos, el funcionario comentó que el primer paso fue sanear y ordenar el vertedero. Para ello, fue contratada una empresa que logró ese objetivo.

Y en ese contexto, mediante el trabajo que vienen realizando con la Provincia a través del programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos  Urbanos (Girsu), tiempo atrás iniciaron el armado de un complejo ambiental en un predio emplazado al lado del vertedero.

“En ese lugar había un galpón en malas condiciones. Entonces, lo que hicimos fue empezar a restaurarlo pero también ampliarlo”, comentó el funcionario comunal. Al mismo tiempo agregó que “ya está terminado el techo y en estos momentos se está haciendo el piso. Luego, se incorporarán los sanitarios, el cableado eléctrico y todo lo que sea necesario para trabajar adecuadamente”.

Prueba

En paralelo, también comenzó a ejecutarse un plan de concientización a fin de que los pobladores puedan realizar la clasificación en origen y así contribuir con el programa integral destinado a erradicar el basural a cielo abierto y darle un tratamiento adecuado a los desechos. 

“Se distribuyeron folletos casa por casa a través de un grupo de promotores ambientales que se desempeñan en la Comuna, como así también colaboraron en la difusión los medios de comunicación, los presidentes de las comisiones barriales y distintos sectores de la comunidad por medio de sus cuentas en las redes sociales”, narró el director de Recursos Naturales y Medio Ambiente. Tras lo cual explicó: “Consideramos que aplicar ya la recolección diferenciada en toda la ciudad no sería viable. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de más de 70 barrios. Por eso, creemos que es más conveniente realizarlo de manera progresiva”, expresó Gómez Arizaga.

Argumentó así porque en esta primera etapa la recolección diferenciada sólo regirá para los barrios de la zona centro y los del área norte de la ciudad. Y con respecto a la fecha en que comenzarán a implementarlo, manifestó que “elegimos el Día de la Madre porque es una fecha muy significativa en la que se rinde homenaje a quien es el pilar de la familia”.

Secos y húmedos

Según el cronograma establecido, en horario nocturno, quienes vivan en la zona centro y norte de la ciudad, entre las 19 y las 21, deberán sacar los residuos húmedos los domingos, lunes, miércoles y viernes. Y en ese mismo horario, los martes y jueves, deberán hacer lo mismo con los secos. 

También fueron establecidos días y horarios para el retiro de ramas, escombros, cacharros y aceites.

En este sentido, la comuna realizó un pedido especial con respecto a los desechos del baño: el papel higiénico, toallitas y pañales deberán ser colocados en una bolsa roja o que tenga algún distintivo de ese color.

Este sistema funcionará como parte del plan piloto que se desarrollará hasta diciembre porque en enero del 2021 la comuna quiere dar el segundo paso. Este consiste en la puesta en marcha del complejo ambiental, donde los integrantes de la cooperativa de recuperadores ya podrán trabajar con una cinta de clasificación y mejorar así el tratamiento.

Teniendo en cuenta que eso implica que por un lado los desechos secos, tales como botellas, cartones, etc, son comercializados como elementos para reciclar. Y por el otro, los húmedos pueden ser utilizados para realizar compostaje. 

“Somos conscientes de que es un plan a largo plazo pero vale la pena seguir trabajando para cuidar nuestro medioambiente. Por eso, con medidas progresivas esperamos que para diciembre del 2021 logremos recuperar el 30% de los residuos de la ciudad. Y así, cada año, ir aumentando ese porcentaje”, concluyó Gómez Arizaga.