julio 12, 2020

Homenaje patrio al malvinero Ramón Antonio Meza: su nombre quedó grabado en una plazoleta

Un 25 de mayo pero de 1982, el curuzucuateño Ramón Antonio Meza entregó su vida en defensa de la soberanía argentina sobre las islas Malvinas. A 18 años de su partida y a 10 meses de la identificación de la tumba en la que yacen sus restos en el cementerio de Darwin, en su ciudad natal le rindieron ayer un homenaje especial.
En el barrio 102 Viviendas, el Municipio construyó una plazoleta que lleva el nombre del malvinero cuyo rostro también quedó grabado en cada una de las partes que integran el arco trunco instaurado en el mismo espacio.
A las 10 comenzó la ceremonia con la participación de autoridades locales, la mamá de Ramón, Delia Meza, sus hermanos y ex combatientes.
El párroco José Ortiz fue el encargado de realizar la bendición del lugar y, posteriormente, leyeron la resolución del presidente del Concejo, Marcos Isusi, quien en el artículo primero realizó un reconocimiento a la incansable lucha de doña Delia para conseguir el merecido reconocimiento para su hijo. Mientras que en el segundo artículo, especificó que entregaría a la madre del malvinero una copia de la ordenanza mediante la cual los concejales designaron con el nombre de Ramón Antonio Meza a la plazoleta edificada en el barrio 102 Viviendas.
El homenaje continuó con el corte de cintas en el nuevo espacio público instaurado en memoria del malvinero y el descubrimiento de una placa que fue realizado por Delia y el intendente José Irigoyen. Después, en el arco trunco fueron develadas dos imágenes del ex combatiente. Isusi y uno de los hermanos del malvinero, Juan Carlos Meza, descubrieron la primera de ellas. Y en el caso de la segunda, lo hizo el presidente del Centro de Veteranos, Eduardo Sánchez, junto con otros hermanos de Ramón, Luis Omar, Jesús y David.
Luego, Delia –sin poder ocultar su emoción– pronunció unas palabras de agradecimiento a todos los que colaboraron para rendir homenaje a su hijo. Citó al Intendente, al presidente del Concejo, a quien lidera el Centro de Veteranos y a todos los que de una forma u otra fueron parte del homenaje a Ramón Antonio.
En el tramo final de la ceremonia, también brindaron un breve discurso tanto Isusi como Irigoyen. Ambos, al igual que su madre, hicieron hincapié en la necesidad de recordar siempre a todos los que -al igual que Ramón Antonio- quedaron haciendo guardia a la espera de que un día nuevamente la bandera argentina vuelva a flamear en las islas Malvinas.