octubre 26, 2020

Hay 1.000 evacuados y sigue subiendo el agua

Hay 1.000 evacuados y sigue subiendo el agua

El padre Epifanio Barrios de la Parroquia de San Luis del Palmar habló calidad y recordó que hay tres centros de evacuados en los que se aloja a unas 1.000 personas, mientras que se asiste por vehículos especiales, lanchas o por aire a quienes quedaron aislados en la zona rural.

Ratificó que el Riachuelo seguirá creciendo por lo que destacó la importancia de la ayuda para los sanluiseños, sobre todo con ropa para niños y mantas.

Solamente en la localidad de San Luis del Palmar se encuentra la mitad de los evacuados de toda la Provincia, por lo que Sudamericana dialogó esta mañana con el Padre Epifanio Barrios, sacerdote de ese pueblo y uno de los que asiste diariamente a los vecinos. El representante de la Iglesia Católica expuso que hasta anoche recibieron familias que se están evacuando a los diferentes centros, en los cuales se “hay ropas y mercaderías preparadas para recibir a la gente”.

Sin embargo, la carencia pasa por la falta de calzados y mantas para los chicos, que están solicitando constantemente a la comunidad. Barrios destacó que ayer la Dirección de Defensa Civil llegó a la localidad con helicópteros para brindar asistencia a las personas que se encuentran aisladas en la zona rural. Hay tres centros de evacuados donde están recibiendo la atención necesaria y los equipos llevaron raciones y bolsas de maíz para alimentar a los animales.

En tanto, el padre Epifanio Barrios recordó que “ayer el Riachuelo se desmadró totalmente”, pasando los 5 metros de altura y adelantó que “va a seguir subiendo porque recibe el agua de otros lugares”. Expuso que “los humedales, las lagunas que están tapados” desembocan allí y reclamó que “ojalá los políticos miren un poco esto y hagan algo”