septiembre 25, 2020

El sueño del puente entre Corrientes y el Chaco nació en Mburucuyá

“En el 1945, el entonces comisionado municipal de Mburucuyá, José Miguel Bonet, solicitó al Gobierno Nacional la construcción de un puente que uniera Corrientes y Chaco” , recordaron familiares del citado ex funcionario en un escrito enviado a un diario.
Tras lo cual detallaron que “el general Laureano Anaya, en su segundo mandato como interventor federal en la provincia de Corrientes, designó a un tucumano como ministro de Gobierno, Ramón Díaz Ulloque y este – a su vez- nombró como comisionado municipal de Mburucuyá a don José Miguel Bonet, habida cuenta de su militancia en las filas de la Unión Cívica Radical”.
“Bonet, nacido en Chascomús, llegó a Mburucuyá guiado por el entonces arzobispo Niella. Tiempo después decidiría radicarse en el pueblo y se casa con Herminia del Pilar Maidana”, agregaron.
Luego, continuaron: “En mayo de 1945 el interventor municipal recibe un cuestionario del Ejecutivo Nacional, donde se solicitaba que llenara con lo que consideraba importante e imprescindible”. Y en ese contexto, consideraron que “con visión geoestratégica plantea al Gobierno nacional, la necesidad y absoluta prioridad, un camino mejorado que partiendo de Mburucuyá cruce el río San Lorenzo, siguiera por Ramones, El Pollo, Las Lomas (Empedrado) se uniera a Capital (hecho realidad); y la construcción de un puente carretero ferroviario para unir las provincias de Corrientes y Chaco”. Esto último se concretó en parte porque es sólo carretero”, acotaron. Asimismo, adjuntaron una imagen de un folleto de la fiesta patronal del 13 de junio de 1945 en el cual se lee: “El Municipio de Mburucuyá promueve la construcción de un puente carretero ferroviario que una las provincias del Corrientes y Chaco.