septiembre 29, 2020

Con una inversión de $5 millones, repararon el puente que une Libertador con un paraje

Tras varios pedidos de los habitantes realizaron arreglos en el viaducto tipo Bailey, que si bien no corría peligro de derrumbe, tenía pilotes muy deteriorados. El mismo data del año 1964.

Luego de varios meses de trabajos en el lugar a cargo de Vialidad Provincial, finalizaron los arreglos del puente sobre la Ruta Provincial 63 que atraviesa el arroyo Sarandí y que une el paraje homónimo con Pueblo Libertador. Las obras en el viaducto de tipo Bailey “doble doble” de unos 30 metros de largo, demandaron una inversión de 5 millones de pesos y se dieron tras varios pedidos de los vecinos de la zona que comenzaron el año pasado. Finalmente tras la intervención del ministerio de Obras y Servicios Públicos y el citado organismo, esta semana terminaron las reparaciones.

En diálogo con el titular de Vialidad Provincial, Justo Espíndola, indicó que “básicamente lo que se hizo es reemplazar el pilotaje y aliner la estructura, es decir se puso en forma horizontal la estructura. Esos pilotes se colocaron hace muchos años y estaban muy deteriorados; de igual manera, el puente es un Bailey ‘doble doble’ y en realidad los cabezales, que es por donde se sostienen estaban en buenas condiciones, es decir que esos apoyos intermedios no son necesarios; pero respondimos al pedido de los habitantes de la zona, se hicieron los arreglos y ahora tiene más seguridad”. En este sentido explicó que el puente, de unos 30 metros de largo, puede soportar hasta 45 toneladas. “Por el tipo de estructura y por la importancia del viaducto no se trata de una inversión significativa. Hay que tener en cuenta que es muy utilizado por productores además de vecinos de la zona, y que por él -por ejemplo- pasan camiones que transportan ganado que fácilmente llegan a las 30 o 35 toneladas”, expresó.

Si bien las obras principales -que habían comenzado en abril- finalizaron hace unas dos semanas aproximadamente, faltaba la pintura de las barandas, “que es una pintura especial antióxido que se demoró en llegar porque vino de Buenos Aires”, finalizó Espíndola.