octubre 18, 2021

Incendio destruyó una vivienda y dejó con lo puesto a una familia

El siniestro sucedido el sábado a la noche provocó pérdidas totales. Solicitan de la solidaridad. Precisan mercadería y ropas para una mujer adulta, un muchacho de 22 años, otro de 15 y una chica de 17. “Por favor que alguien nos ayude”, dijo la madre de los jóvenes.

La casa de una familia del barrio San Benito de la ciudad de Corrientes fue completamente destruida por un incendio. Cuatro personas quedaron con lo puesto, prácticamente a la intemperie. Ante semejante panorama, una mujer y sus tres hijos necesitan de un acto solidario para poder contar, en primera instancia, con ropas y mercaderías.

El siniestro se produjo el sábado a la noche en un domicilio de calle Blas Benjamín de la Vega al 2241, entre Madariaga y Perugorría.
Un cortocircuito habría sido el desencadenante del fuego. La dueña del inmueble estaba en la vereda y cuando notó que la casa empezaba a quedar envuelta en llamas corrió hacia ella mientras pedía auxilio.
Con la ayuda de vecinos y sus hijos (dos varones de 17 y 22 años, además de una mujer de 17) trataron de hacer frente al incendio, mientras acudía una dotación de Bomberos de la Policía desde el Cuartel Central.
Ante la emergencia, además de bomberos, se movilizaron efectivos de la comisaría seccional Segunda y del Grupo de Intervención Rápida (GIR). Eran alrededor de las 21.
El fuego de gran magnitud consumió todo lo que había adentro de la pequeña casa de material, la cual estaba levantada en un terreno al que se accede por un angosto pasillo.
Camas; colchones; ropas varias; calzados; sillas; mesa; utensilios; una cocina; una heladera; un ventilador; un televisor; documentaciones; productos alimenticios y decenas de bienes desaparecieron por completo. Además, la estructura de la vivienda quedó tan dañada hasta que finalmente finalizó derrumbada.
“Todo perdimos. Tanto esfuerzo para conseguir lo poco que teníamos y ahora quedamos así; entre las ruinas”, dijo Griselda Rolón, de 56 años.

“Fue todo muy rápido. Estuve cocinando y después salí un rato a la vereda. Cuando nos dimos cuenta, el fuego agarró (sic) casi toda la casa. Sospechamos que fue un cortocircuito”, precisó la mujer.
Griselda como sus tres hijos pasaron la noche en casas vecinas. Ayer, continuaron removiendo escombros y sacando “las cenizas”. A la vez solicitó ayuda ante la pérdida total.
“Nos falta todo; ropas, para comer. Cualquier ayuda será importante”, explicó. En este sentido, para brindar colaboración dirigirse al lugar del siniestro o llamar al número 3794-681988.