septiembre 24, 2021

Golpeada denunció falta de protección por parte de la Justicia

Dijo que dentro de su casa fue atacada por su ex y que no se actuó a tiempo para arrestarlo.

Una víctima de violencia de género de Goya relató que vive una situación desesperante que la hace temer por su integridad física ya que, a su entender, las autoridades no realizaron hasta ahora acciones concretas para que el presunto agresor de esta historia, la ex pareja de la mujer, fuera detenido o bien se efectúe alguna otra medida que sirva para evitar futuras represalias.
“Me dijeron que hay dos posibilidades, que quede detenido o que lo liberen luego de que declare”, comentó.
Hay sospechas de que el sujeto, identificado como Adrián G. P. de 31 años, se ocultaría en el asentamiento goyano conocido como “El Chacal”.
Ante el caso, debe recordarse primero que este ocurrió, como bien lo publicó época en su edición del 21 de agosto y según contó la ciudadana, durante la madrugada del domingo mientras ella se encontraba en su vivienda del barrio Progreso.
En un momento dado escuchó ruidos en una puerta que da al patio, al abrirla comentó que se trataba de su ex pareja, quien habría saltado el muro perimetral del domicilio y sin mediar palabra la agredió, armado con un palo.

“La mujer sufrió golpes y una profunda herida en la cabeza”, comentó al respecto una fuente oficial. La joven dijo que también fue herido su novio, quien se encontraba junto a ella y fue sorprendido por el agresor. Tras esto, el violento se fue del lugar.

No se habría actuado de oficio
La víctima contó que luego de lo vivido llamó a la Policía. Al poco tiempo se presentó un patrullero. En ese sentido la joven aseguró que les dijo por dónde se había ido y que “si le corrían podían atraparlo, pero respondieron que debía hacer primero la denuncia en la comisaría de la Mujer. También les pedí que me lleven allí, pero se negaron argumentando que no había espacio en el móvil”, comentó la damnificada a época. Vale aclarar que el protocolo de la Fuerza ante casos de violencia de género permite a los uniformados actuar de oficio, sin que haya denuncia alguna, por lo que el accionar (de haber acontecido de la manera descripta) constituiría una grave falta a la normativa mencionada.
Si bien la mujer comentó que sufrió la grave irregularidad, indicó que al menos obtuvo mejor trato en la dependencia de la Mujer. A pesar de ello aún espera de que la Justicia resuelva impedir la restricción de acercamiento o alguna otra medida que la proteja.
Reclamo de celeridad
No obstante algunas fuentes consultadas sostuvieron que ya existe un pedido de captura para Adrián G. P. y que está siendo buscado.
El caso en tanto es llevado adelante en el Juzgado de Instrucción Nº2. “Me dijeron en la comisaría que debo esperar la resolución del juez”, comentó la joven, quien relató que teme por su vida. “Hoy la puedo contar, pero no sé lo que me puede pasar, la verdad que nunca esperé que haga esto. Cuando terminó de golpearme me dijo que no iba a quedar así, o sea me amenazó de muerte. Es capaz de cualquier cosa”, sostuvo.