septiembre 25, 2020

Potencian acción solidaria en comedores de distintos barrios

Durante el fin de semana, funcionarios y personal del Ministerio de Desarrollo Social visitaron centros de asistencia a niños con carencias en diferentes barrios de la capital. De esa forma el Gobierno acompaña a distintas entidades solidarias.

La solidaridad se mantiene en tiempos de aislamiento social. El trabajo que realizan voluntarios de distintas fundaciones en la asistencia a menores en situación de carencias es acompañado por funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social, con visitas y tareas de asistencia a quienes cotidianamente sirven en merenderos y comedores comunitarios.

Entre el viernes y el domingo se recorrieron centros de asistencia a cargo de voluntarios de la Fundación Unidos y ollas populares en el barrio Cremonte.
Para la Dirección de Seguridad Alimentaria que depende del Ministerio de Desarrollo Social, “los comedores constituyen un pilar importante en la sociedad, principalmente para las familias más vulnerables se realizan frecuentes visitas para constatar su funcionamiento no sólo como contralor, sino para conocer cuáles son las demandas de la comunidad y sus necesidades”.
Un equipo de esa repartición, encabezado por su titular Lucas Carballo, visitó dos comedores pertenecientes a la organización social “Fundación Unidos”, uno ubicado en el barrio La Olla y el otro en el barrio Lomas.
Se entregaron alimentos con el sistema de viandas, como una medida de prevención para evitar la propagación de enfermedades, en especial el COVID-19.
El funcionario felicitó al personal de los comedores por “el excelente trabajo diario que realizan en estos tiempos difíciles de pandemia”.

Además distribuyeron barbijos gratuitos a los beneficiarios y vecinos de ambos barrios y se entregó el almuerzo a través del sistema de vianderos, respetando las medidas de higiene y prevención dispuestas.
Es loable el esfuerzo que hacen las personas que trabajan en los comedores o merenderos comunitarios, también en la línea de fuego junto al personal de la salud, supermercados y de las fuerzas.
Desde la Dirección de Seguridad Alimentaria también acompañaron a Grisel Acosta y Blas Talavera, quienes sirven ollas populares en distintos puntos del Barrio Cremonte a quienes les brinda apoyo con recursos para que puedan continuar su tan importante y esencial labor solidaria con un gran compromiso con su comunidad.
Allí también se entregaron barbijos a los vecinos con el compromiso de seguir acompañando en tan noble tarea social.