septiembre 18, 2020

Fue a cargar $100, por error le acreditaron $1000 y los devolvió

Se trata de Marcos Morlio, quien de a poco devolvió el dinero que involutariamente la empleada cargó a su tarjeta. Gesto loable.

Dí­as atrás, un jo­ven se acer­có a un kios­co en ple­no cen­tro pa­ra car­gar la tar­je­ta de trans­por­te SU­BE. La em­ple­a­da del lo­cal, por equi­vo­ca­ción le acre­di­tó 900 pe­sos más de lo so­li­ci­ta­do. El mu­cha­cho, en un ges­to más que des­ta­ca­ble, pa­gó la di­fe­ren­cia de la acre­di­ta­ción de car­ga.
Mar­cos Mor­lio fue a car­gar su tar­je­ta SU­BE, quien se acer­có a un co­mer­cio ubi­ca­do por ca­lle La Rio­ja, en­tre Ju­nín e Yri­go­yen, en ple­no mi­cro­cen­tro de la ciu­dad de Co­rrien­tes y la jo­ven que aten­dí­a, por un error in­vo­lun­ta­rio, le car­gó $1000.
Mar­cos, al per­ca­tar­se del error y an­te po­si­ble san­ción a la em­ple­a­da, ofre­ció ir pa­gan­do de a po­co los $1.000, lo cum­plió y sal­dó su deu­da in­vo­lun­ta­ria.
En su red so­cial Fa­ce­bo­ok, Mar­cos pos­teó el he­cho en el que se in­vo­lu­cró de ma­ne­ra in­vo­lun­ta­ria:
“La sa­tis­fac­ción de ha­cer lo co­rrec­to. La chi­ca ni se acor­da­ba de mí, le des­con­ta­ron pe­ro, por suer­te, no la echa­ron. Por po­co se me po­ne a llo­rar”.
“To­da­vía no ca­ía en lo que pa­sa­ba, pe­ro le di­je que no se pre­o­cu­pa­ra, que le iba a ir pa­gan­do por­que al fi­nal de to­do ocu­po la SU­BE. Y en­tien­do el es­fuer­zo que ca­da uno le po­ne al tra­ba­jar y al con­se­guir tra­ba­jo. Re­su­mien­do es­ta his­to­ria.
Ha­gan lo co­rrec­to!!!”, de­cía la pu­bli­ca­ción de es­te jo­ven.
Un ges­to lo­a­ble que lo en­gran­de­ce y de­be de­jar­lo muy or­gu­llo­sos a sus fa­mi­lia­res.