diciembre 2, 2020

Corrientes tendrá un nuevo sacerdote

En una ceremonia que se desarrollará en su parroquia de origen -María Auxiliadora de la localidad de Bella Vista- Cristian González, por la oración de la Iglesia y la imposición de manos del Arzobispo, será ordenado sacerdote. La Santa Misa se celebrará el domingo 25 de octubre, a las 18, en el contexto de las medidas sanitarias por la pandemia.

Monseñor Andrés Stanovnik encabezará la eucaristía durante la cual ordenará sacerdote para la Arquidiócesis de Corrientes al diácono Cristian, quien ha elegido para este momento trascendental de su vida, el lema: “Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad” (Sal 39).
En estos días previos a la ordenación, realizó su retiro espiritual en San Luis del Palmar, guiado por el padre Epifanio Barrios. Estuvo acompañado por fieles de distintas comunidades parroquiales que hicieron una cadena de oración por él, por su vida y vocación.
Para este tiempo previo a la ordenación, tan especial en la vida de Cristian, que implica un acontecimiento de gracia para toda la Iglesia correntina, la Pastoral Vocacional y la de Juventud han propuesto tres ejes, para vivirlos con espíritu de familia: oración, acompañamiento y sostenimiento.

En un reciente encuentro con jóvenes, a quienes respondió una serie de preguntas para compartir su experiencia personal, el futuro sacerdote señaló que quienes sientan el llamado a esa vocación, deben abocarse a la oración y tener una gran confianza en Dios.
Respecto a las emociones que siente, previo a su ordenación, Cristian señaló: “Alegría y una gran satisfacción por responder a este llamado que Dios me hace”.
“La oración es lo principal, sin ella no se puede dialogar con el que te llama, no se puede escuchar, y por ende, no se puede responder. Es algo importantísimo en mi vida de todos los días, que tenga la necesidad de dialogar con Dios, que es quien me llama”, apuntó. Luego, agregó: “La oración de mi familia tuvo y tiene una importancia fundamental. La oración de la comunidad, también”.
En otra parte de su charla con jóvenes, dijo: “La verdad es que la comunidad apoyó y apoya muchísimo, porque ahí uno siente que no está solo. Y esto forma parte del gran misterio, cuando uno reza por vos, se siente. Uno saca fuerzas, muchas veces palabras o respuestas que no imaginamos que pudiéramos. Así que sí, un lugar fundamental ocupa la oración de los demás para uno”.
Al referirse sobre la importancia de la oración, el acompañamiento y el sostenimiento, Cristian consideró que tienen “un sentido de pertenencia. En la oración, uno reza por el otro; en el acompañamiento, estamos con el otro y el camino se hace más fácil…menos aburrido; y el sostenimiento, también involucra al otro, siempre tenemos que dar lo que podemos, de lo que tenemos. Entonces, todo esto nos hace tener un sentido de pertenencia, pertenecernos unos a otros… ¡Qué todos seamos uno!”.
Al igual que su ordenación diaconal, que se celebró el pasado 26 de abril en el Santuario de la Santísima Cruz de los Milagros, la ceremonia de ordenación presbiteral se desarrollará en el marco de las restricciones sanitarias por la pandemia que obligan al distanciamiento social. Un reducido número de personas, principalmente su familia, lo acompañarán presencialmente ese día. La comunidad, amigos y demás familiares, podrán seguir la celebración a través de los medios de comunicación y las redes sociales.