agosto 5, 2020

Cayó la venta de los fuegos artificiales de estruendo

Este año todos los sectores de la economía nacional sufrieron un descenso de ventas durante 11 meses consecutivos. El rubro de los fuegos artificiales no fue la excepción.

Distintos comerciantes consultados por época señalaron que se notó una merma en las compras para los festejos del Año Nuevo, con respecto a la Navidad.
La encargada de un local ubicado sobre calle Junín explicó que, en gran medida, se debió que muchas personas malinterpretaron la decisión que tomó el Concejo Deliberante acerca de prohibir las bombas de estruendo a partir de mayo de 2019.
“La medida señala que los cohetes que produzcan altos decibeles (dB); es decir, sonidos muy fuertes, serán los que no se podrán vender”, aclaró la mujer preocupada por la caída en las ventas. En 2019, las ventas estarán centradas en los cohetes que producen solo luces artificiales.

Otro comerciante, ubicado en el barrio Quilmes, adelantó que será muy difícil controlar la venta de los elementos explosivos. “La norma no tiene en cuenta a todos los sectores de la sociedad. No hace otra cosa que incitar un mercado negro”, declaró de forma rotunda. Según el encargado del local, los comercios que garantizan las normas de seguridad se verán perjudicados y la gente comprará a vendedores clandestinos.
Este año, algunos comerciantes que se dedican al rubro presentarán un proyecto de ordenanza propio, teniendo en cuenta la normativa que regula la actividad en Resistencia, Chaco.