julio 10, 2020

Alquileres: comerciantes buscan precios ante el escaso consumo

Desde la APICC y la Cámara Inmobiliaria de Corrientes, reconocieron a época que en los últimos meses se evidenció la crisis que transitan muchos encargados de llevar adelante un emprendimiento comercial. Ambos sectores esperan mejoras para próximas semana.

Hace varios años, el sector comercial transita un difícil momento. Los pequeños y medianos emprendimientos son los más vulnerables ante la prolongada recesión en el país. En el centro capitalino se observan cada vez más locales con carteles de liquidación por cierre, y otros con las vidrieras sin mercadería.
“Liquidación, todo al costo por cierre”, “Remate Total, todo al costo, nos vamos”, “Se alquila local”, “Nos trasladamos a Centenario Shopping Mall”, son algunos de los carteles que se pueden ver actualmente exhibidos en algunos negocios de la principal calle comercial de la ciudad de Corrientes, Peatonal Junín, o en la segunda en importancia, Yrigoyen.
Además, en las transversales a ambas arterias, también se visualizan escritos de similares características.
Los representantes de las cámaras del sector, en dialogo con época, expresaron que esta realidad tiene ya varios meses, pero se agudizó tras las elecciones Primarias Abiertas y Simultáneas (PASO) -11 de agosto de 2019-.
El consumo en el país sigue sin levantar. Los comerciantes esperan que las medidas del nuevo Gobierno nacional sirvan para reactivar la economía.
El titular de la Asociación de la Producción, Industria y Comercio de Corrientes (APICC), Enrique Collantes, informó que, tanto en el mes de enero como en lo que va de febrero, el consumo sigue en baja. “Si comparamos con los números de enero de 2019, hubo un descenso en las ventas. Esperemos que en marzo comience a reactivarse todo”, dijo el referente del sector comercial, quien además agregó que siempre en el tercer mes del año comienzan a mejorar las ventas.
En este sentido, expresó que el pleno funcionamiento de los organismo estatales -como ser el Poder Judicial (luego de la feria), las distintas áreas del Municipio capitalino y del Gobierno provincial-, y el comienzo de las clases en todos los niveles de la educación- generan una “inyección de consumo” para los trabajadores y los propietarios de los distintos locales comerciales de la ciudad.
“Es cierto que en enero y febrero hay presencia de turistas. Si bien Corrientes cuenta con una oferta cultural y con las playas como atractivo, no tenemos el mismo flujo de ventas que durante marzo”, reflexionó.

En búsqueda de precios
Desde fines del año pasado, hubo un notorio vacío en algunos negocios de la capital provincial. La crisis económica y la baja del consumo hicieron que muchos comerciantes se replantearan los pasos a seguir.
Una de las medidas que tomaron algunos propietarios fue rever su continuidad en los locales que alquilan en el centro.

“Somos conscientes de que hay comerciantes que contaban con dos o tres sucursales. Para evitar que el ajuste lo paguen los trabajadores, muchos optaron por cerrar un local y quedarse con uno o dos”, señaló el titular de la APICC en comunicación con este medio, quien además agregó: “esto es lo que en nuestra jerga denominamos “achique”.

“Lo importante es que en Corrientes no hubo despidos masivos en el sector mercantil. Pese a esta situación, se tomaron medidas. Una de ellas es la de achicar el número de sucursales para mantener los empleados. Además de reducir horarios de trabajo durante la temporada estival. Para los comerciantes no es fácil dejar en la calle a un empleado, ya que en muchos casos, fue difícil la etapa de formación y, una vez consolidado, es complicado conseguir otro que pueda, en el corto plazo, cumplir esas funciones”, indicó Collantes.
Pero el dirigente reiteró el pedido a las autoridades de Nación de bajar las cargas tributarias e impositivas.