diciembre 5, 2021

Gaucho Gil: habilitarán las carpas de los puesteros y avanza el proyecto turístico

La reubicación de los trabajadores estará lista la semana entrante. Es el primer paso para avanzar con la remodelación que convertirá al santuario en un atractivo provincial.

Habilitarán las carpas de los puesteros del santuario del Gaucho Gil en Mercedes y comenzará la construcción del proyecto turístico. Estiman que para la semana que viene estará concluída esta primera parte del proyecto.

“Las carpas estarían en condiciones en una semana más. Calculamos que sería para fines de noviembre”, aseguró Juan Insaurralde, referente de puesteros de esa localidad. 

El trabajador señaló que actuamente están en proceso de habilitar las instalaciones eléctricas del predio. “Están mirando el tema de los reflectores e iluminación general de las carpas. Ya están también los baños químicos. Nosotros pedimos 40 y en esta primera etapa trajeron 10 porque no tiene sentido tantos cuando todavía no es tan concurrido”, explicó Insaurralde. Además, contarán con matafuegos para evitar accidentes. Esta primera etapa del proyecto turístico de refacción, encauzado por el Gobierno provincial, ubicará a los trabajadores al costado de la ruta, al sur de la Nacional 123, con el fin de trabajar en el interior del santuario. 

“Ya están sorteadas las distintas carpas y sobran cinco por si son necesarias llegado el momento”, agregó el puestero. “La semana pasada se realizó el sorteo entre 41 puesteros para ver qué lugar se le asignaba a cada uno”, sumó a El Litoral, Martín Villalba, abogado de los trabajadores. Aunque se espera que estén terminadas la semana que viene, los puesteros trabajan para que ya estén habilitadas este fin de semana. “Es el fin de semana largo y queremos aprovechar esta situación”, sumó Insaurralde. En este contexto, destacó que ya están trabajando para el 8 de enero de 2022. “Estamos en contacto con puesteros de todo el país”, resaltó. “Antes eran diferentes frentes, hoy estamos trabajando para que eso se centralice frente a la tumba del Gaucho”, indicó. Actualmente los trabajadores que no tienen propiedades y vivían dentro del santuario, habitan viviendas alquiladas pagadas por la Municipalidad de Mercedes. Sin embargo, aunque todavía no comenzó la construcción de las casas, el proyecto está vigente y el Municipio donó los terrenos para que el Gobierno de la provincial ejecute junto al Invico las viviendas. Se harán 10 casas, de las cuales 8 ya están destinadas a los puesteros luego de un relevamiento. 

“Todo esto es levantando la bandera por Minto y Checho. No nos olvidamos que lamentablemente este cambio comenzó a partir de la muerte de ellos. De la peor manera, con muertes por mafiosos”, concluyó Insaurralde.  

En la primera semana de noviembre, el Poder Judicial de la Nación, a través del Juzgado Federal de Paso de los Libres, rechazó un pedido de amparo realizado por una pareja de Corrientes Capital. Solicitaban “la abstención de reubicación de los puesteros en las carpas y manteniendo la permanencia puestos comerciales en los respectivos lugares actuales”. El proyecto provincial de refacción busca convertir al santuario en un punto turístico de Corrientes.