junio 22, 2021

Expectativa comercial por cierre de temporada y la vuelta a clases

Los locales del microcentro realizan importantes descuentos en diversas prendas por el ocaso del verano y esperan por la demanda de indumentaria escolar a semanas del inicio de clases.

Aunque las temperaturas se mantienen en el promedio de la estación, el verano va llegando a su fin y da lugar a que los locales de ropa en la ciudad renueven stock con la indumentaria de la nueva temporada. Todo esto sucede en la espera de la reanudación del ciclo lectivo, cuando muchos padres deben comprar los elementos que componen el uniforme de sus hijos para afrontar el año escolar.
“Ahora están empezando a comprar. Por el momento, la gente está precisando todo lo relacionado a ropa de colegio económica; algunos están dispuestos a pagar un poco más caro, en búsqueda de más calidad, por un producto que les puede rendir todo el año. Vendemos chombas, guardapolvos, remeras, medias, zapatillas y zapatos. Tenemos todo lo relacionado a uniformes”, explicó Fernando, encargado de un local de indumentaria ubicado por la calle Salta.
Al preguntar por precios específicos, afirmó: “Una chomba lisa ronda entre $135 y $245. Venimos de una época de carnavales y la gente prefiere pagar en varias cuotas porque el bolsillo lo siente y mientras sus hijos arrancan el colegio pueden ir pagando de a poco”. En cuanto a las modalidades de compra, el comerciante explicó: “Trabajamos por cantidad, pero por lo general la gente apunta a la compra minorista. Buscan puntualmente lo que necesitan”.
Con respecto a los tamaños por edades, Fernando añadió que se comercializa en mayor medida “todo lo que sea etapa primaria, porque el chico tiene un crecimiento rápido y eso hace que tengan que cambiar las prendas más seguido”.
Otra de las consultadas, fue Valeria, que atiende un local con ropa para ambos géneros: “Estamos liquidando lo que queda, tanto de hombres como de mujeres, todo el stock que se tenía que bajar, ya se bajó. Tenemos entre 25% y 50% de descuento en algunos productos”. En relación a la demanda, aclaró que existe tanto de hombres como de mujeres, pero que en el caso de las últimas suele darse un interés mayor, ya que cuentan con más variedad a la hora de elegir prendas.
“Ahora estamos con la liquidación de verano, todavía no ingresa lo relacionado al invierno. En el transcurso de marzo va comenzar a llegar. Tenemos hasta 30% de descuento, en seis pagos con tarjeta mantenemos el precio de liquidación, incluyendo contado. Cuando hay promociones, se suelen vender muchas chombas y remeras”, contó Germán, que atiende un local de ropa para hombres.

En este período de expectativa, comerciantes como Lorena apelan a su experiencia en ventas y sostiene: “Esperamos un número importante para la última semana, sabemos que la gente espera siempre a último momento para conseguir las cosas para los chicos. Los padres están buscando y preguntando, porque la plata no vale lo mismo que antes y los precios se incrementaron alrededor del 30%”.
En este recorrido, época también dialogó con Marcelo Alcaráz, quién está al frente de uno de los establecimientos más grandes de indumentaria para toda la familia: “Lo que es liquidación, estamos con lo último, con buenos precios; rebajamos desde el 50% hasta el 70% en algunos casos”. En cuanto a las prendas más requeridas en estas ofertas, aclaró que la remera “es lo que más sale, tenemos gran variedad en distintas telas; para damas, se vende muy bien lo que es seda fría, algodón y rústicas”.
Al consultar por la reanudación de las clases y las ventas, Alcaráz afirmó que cuentan con todo lo necesario para el ingreso escolar: “Guardapolvos, camisas, todo el equipo deportivo y camperas de todo tipo. Tenemos pantalones de vestir a $499, un valor accesible”.
Eduardo atiende un comercio que también ofrece indumentaria de todo tipo: “Nosotros estamos haciendo un descuento del 20% a toda la línea colegial con pago efectivo y débito.
En lo que es fin de temporada también tenemos ofertas que alcanzan todo lo que sea remeras mangas cortas, bermudas, shorts y camisas, que es lo que la gente más utiliza”. Al mismo tiempo, expresó su deseo de que repunte la actividad en la que se desenvuelve: “Está muy parado el comercio y esperamos que se produzcan más ventas. Los impuestos son muchos, sumando al personal, el alquiler y la luz, que aumentó considerablemente”.