julio 28, 2021

En las Mil pintan un mural en homenaje a los tripulantes del submarino ARA San Juan

Un ex integrante de la Armada tuvo la iniciativa y la obra está bastante avanzada tras unas pocas horas de trabajo. Asegura que es un mensaje de apoyo a los familiares y planean inaugurar la pintura el viernes que viene, cuando se cumpla un mes de la desaparición.

Se cumplen 25 días de la desaparición del ARA San Juan y su paradero y el de los 44 tripulantes continúa siendo un misterio. Lo cierto es que desde Corrientes llegó un llamativo homenaje para los miembros de la Fuerza que se encontraban en el submarino cuando partió el 13 de noviembre. En un monoblock de las Mil Viviendas, en la esquina de Paysandú e Iberá, Ariel Rivero, un ex integrante del cuerpo de infantería de Malvinas, puso en marcha la iniciativa de pintar un mural en una de las paredes externas del edificio donde vive.
De esta manera, con la colaboración de Aníbal Aguirre, artista plástico, Rivero comenzó a plasmar su idea y el mural ya tomó forma. El Litoral conversó ayer con el impulsor de la iniciativa, quien comentó que “esta es una primera etapa, también se va a pintar el nombre del submarino y un pergamino”. Asimismo, agregó que “vamos a hacer un jardín en la parte de abajo y agregarle luces para que se pueda apreciar mejor”.

La desaparición del ARA San Juan mantiene en vilo al país desde hace casi un mes y a partir de esto surgió el proyecto de un mural, justamente donde antes había uno en homenaje a los caídos en la guerra de Malvinas. “Esta es una forma de decir que Corrientes está con los 44 tripulantes y con sus familias, es un mensaje de acompañamiento para ellos porque es un momento muy difícil”, expresó Rivero.
La segunda etapa de la pintura y la colocación de las luces la concretarán en los próximos días. En este sentido, indicaron que prevén realizar la inauguración el próximo viernes, cuando se cumpla un mes desde que se perdió todo contacto con el submarino. Ese día esperan contar con la presencia de tres correntinos ex integrantes de las fuerzas.
El mismo Rivero se mostró algo sorprendido por la rapidez con que se comenzó a materializar la idea, desde el momento en que se le ocurrió, eligió el boceto hasta esta primera mano de pintura. “Lo primero que hice fue comentarle a mi esposa y ella conocía al pintor, después la gente se fue enterando y me ofreció donar la pintura, prestarme pinceles, es algo increíble”, expresó Rivero.
Respecto a la concreción de esta idea y debido a su pasado como integrante de la Armada Argentina, Rivero dijo que “esto que se ve se hizo sólo en tres horas, la verdad que cuando lo vi sentí una emoción muy fuerte”.