junio 22, 2021

Duelo con herida en el Arazaty, sin denuncia ni detenida

La Jus­ti­cia dis­pu­so ayer la li­ber­tad de la jo­ven de­te­ni­da tras agre­dir y he­rir­la a cu­chi­lla­zos a su ve­ci­na, en me­dio de una pe­lea en la can­chi­ta ubi­ca­da en la in­ter­sec­ción de las ca­lles Sui­pa­cha y Las He­ras en el ba­rrio Ara­zaty.

La le­sio­na­da tam­bién fue da­da de al­ta del hos­pi­tal y has­ta ayer, nin­gu­na de las in­vo­lu­cra­das ha­bía ra­di­ca­do de­nun­cia por el in­ci­den­te. Las au­to­ri­da­des po­li­cia­les te­men que “las cuen­tas no se ha­yan sal­da­do y si­gan pen­dien­tes”.

Se tra­ta de una jo­ven de ape­lli­do Ocam­po S E, quien su­frió he­ri­das pun­zo cor­tan­tes pe­ro al pa­re­cer su­per­fi­cia­les. Na­da de gra­ve­dad. Por el otro la­do, su con­trin­can­te iden­ti­fi­ca­da co­mo Can­te­ros C E, am­bas de 25 años. Se di­ce que am­bas, des­de ha­ce al­gu­nos dí­as, ya vie­nen cru­zan­do in­sul­tos por pro­ble­mas per­so­na­les. El miér­co­les, por la tar­de, de­ci­die­ron po­ner­le pun­to fi­nal a la cues­tión y se tren­za­ron en una pe­lea al es­ti­lo “tum­be­ro”, en la can­chi­ta del ba­rrio, una con un fa­cón y la otra con un pa­lo in­ten­tó de­fen­der­se pe­ro no lo­gró es­qui­var los chu­za­zos.
El lu­gar se lle­nó de fa­mi­lia­res y alle­ga­dos de las dos par­tes que in­ten­ta­ban me­diar pe­ro la bron­ca en­tre las fé­mi­nas su­pe­ra­ba cual­quier me­dia­ción po­si­ble.
Ni la Po­li­cí­a, que lle­gó mi­nu­tos des­pués de que una de ellas re­sul­ta­ra he­ri­da, pu­do di­sua­dir de in­me­dia­to la si­tua­ción has­ta que lle­ga­ron los re­fuer­zos.

Ayer, en las re­des so­cia­les se vi­ra­li­zó un vi­deo de la dra­má­ti­ca con­tien­da que por for­tu­na no ter­mi­nó en tra­ge­dia.
Fuen­tes ofi­cia­les con­fir­ma­ron que la de­te­ni­da re­cu­pe­ró su li­ber­tar an­tes de la me­dia­no­che, mien­tras que la he­ri­da fue da­da de al­ta más o me­nos al mis­mo ho­ra­rio del Hos­pi­tal. A las dos se las in­vi­tó a ra­di­car de­nun­cia. Nin­gu­na, has­ta el mo­men­to, se pre­sen­tó en la co­mi­sa­ría Se­gun­da, don­de se tra­mi­ta la cau­sa.