septiembre 26, 2021

Dos muchachos apuñalados en “festivales”

Dos he­ri­dos de ar­mas blan­cas fue el sal­do la­men­ta­ble que de­jó el fin de se­ma­na. Un jo­ven de 18 años, en un even­to par­ti­da­rio, fue apu­ña­la­do por otro de la mis­ma edad. La gra­ve­dad de la le­sión hi­zo que fue­ra de­ri­va­do a Ca­pi­tal. Por otra par­te, en una zo­na ru­ral de Mer­ce­des, un hom­bre que par­ti­ci­pa­ba de un es­pec­tá­cu­lo mu­si­cal re­ci­bió un pun­ta­zo en un ri­ñón y de­bió ser ope­ra­do de ur­gen­cia. En am­bos ca­sos el es­ta­do de sa­lud es “de­li­ca­do”.
El do­min­go, mi­nu­tos des­pués de las 17, se de­sa­rro­lló un even­to par­ti­da­rio en una can­cha hí­pi­ca de la lo­ca­li­dad co­rren­ti­na de Pal­mar Gran­de.
En un mo­men­to de­ter­mi­na­do, cuan­do un gru­po mu­si­cal es­ta­ba ac­tuan­do se de­sa­tó una pe­lea aba­jo del es­ce­na­rio.
Los ar­tis­tas de­tu­vie­ron su ac­tua­ción por­que se en­te­ra­ron que en­tre los he­ri­dos es­ta­ba un fa­mi­liar. Fue así que ayu­da­ron al mu­cha­cho, de nom­bre Luis F., quien que­dó ten­di­do en el sue­lo con una he­ri­da pro­fun­da en el tó­rax.
Lo tras­la­da­ron al hos­pi­tal de Ca­pi­tal, don­de in­gre­só en gra­ve es­ta­do de sa­lud.
Por su par­te el agre­sor, quien es­ta­ría iden­ti­fi­ca­do, tras co­me­ter el ata­que hu­yó ha­cia una plan­ta­ción de li­mo­nes en la zo­na.
Has­ta el cie­rre de es­ta edi­ción, la Po­li­cía es­ta­ba abo­ca­da en la bús­que­da del pró­fu­go, sin­di­ca­do co­mo sos­pe­cho­so del he­cho.
“El au­tor del ata­que fue iden­ti­fi­ca­do por va­rios tes­ti­gos. Es oriun­do del pue­blo”, apun­tó una fuen­te ofi­cial a es­te me­dio.

Tam­bién en zo­na 
ru­ral mer­ce­de­ña
Otro he­ri­do de ar­ma blan­ca se re­gis­tró en el pa­ra­je Ta­cua­ral, ubi­ca­do en la lo­ca­li­dad mer­ce­de­ña.
Se­gún da­tos apor­ta­dos por fuen­tes cer­ca­nas al ca­so, un hom­bre de ape­lli­do Ocam­po par­ti­ci­pó de un bai­le.
Tras ha­ber con­su­mi­do pre­su­mi­ble­men­te be­bi­da al­co­hó­li­ca ha­bría dis­cu­ti­do con una per­so­na, por mo­ti­vos que se des­co­no­cen.
La tri­ful­ca en­tre am­bos, don­de ade­más ha­brí­an par­ti­ci­pa­do otros hom­bres, ter­mi­nó con uno de ellos mal he­ri­do.
En el lu­gar ha­bía pre­sen­cia po­li­cial, por lo cual al le­sio­na­do, iden­ti­fi­ca­do lue­go con el ape­lli­do Ocam­po, lo tras­la­da­ron al hos­pi­tal de ma­ne­ra ur­gen­te.
“E­se tras­la­do rá­pi­do fue lo que ayu­dó que hoy es­té con vi­da”, apun­ta­ron a es­te me­dio.
La am­bu­lan­cia, por la dis­tan­cia en que se en­con­tra­ba, ha­bría tar­da­do en lle­gar.
Ocam­po in­gre­só al cen­tro de sa­lud en gra­ve es­ta­do, te­nía una per­fo­ra­ción en uno de sus ór­ga­nos.
“El hom­bre fue in­ter­ve­ni­do qui­rúr­gi­ca­men­te, por­que la he­ri­da con un ar­ma blan­ca le per­fo­ró un ri­ñón”.
La Po­li­cía re­a­li­zó ras­tri­lla­jes por la zo­na don­de ocu­rrió el he­cho y lo­gró de­mo­rar al sos­pe­cho­so de ha­ber “a­ta­ca­do” a Ocam­po.
Que­dó de­te­ni­do y a dis­po­si­ción de la Jus­ti­cia un hom­bre ma­yor de edad, de ape­lli­do Mi­ño, a quien se lo im­pu­tó por “su­pues­ta ten­ta­ti­va de ho­mi­ci­dio”. La cau­sa fue ini­cia­da de ofi­cio por la co­mi­sa­ría Ter­ce­ra y por ra­zón de ju­ris­dic­ción se ele­vó a la Uni­dad Es­pe­cial PRIAR con co­no­ci­mien­to de la Jus­ti­cia lo­cal.