julio 25, 2021

Día clave para el crimen del rugbier: Julieta Silva podría recibir prisión domiciliaria

Hoy se realizará una audiencia de debate en la que participará un Tribunal Penal de Menores de San Rafael. La carátula podrá cambiar a “homicidio culposo” u “homicidio con dolo eventual”, lo que le permitirá a la joven de 29 años abandonar la cárcel hasta la celebración del juicio

Hoy podrá ser un día clave en la causa por el crimen del rugbier mendocino Genaro Fortunato. Es que la única imputada por la muerte del joven, Julieta Silva, podrá ser beneficiada hoy con la prisión domiciliaria hasta la celebración del juicio.

Según informaron diversos medios de la ciudad de San Rafael, existen importantes posibilidades de que se modifique la imputación en la causa y eso le permita a la joven de 29 años acudir a su hogar, donde deberá permanecer bajo arresto.

Durante el día de hoy se realizará una audiencia en la que se tratará la apelación presentada por la ex abogada defensora de Silva, Florencia Garciarena. Para eso, el Tribunal Penal de Menores de la Segunda Circunscripción Judicial, compuesto por un titular y dos subrogantes, participará en calidad de Tribunal de alzada.

Los magistrados Jorge Yapur Meca, Néstor Murcia y Alejandro Celeste escucharán a las partes intervinientes en el proceso judicial y tomarán una decisión respecto a la carátula del caso.

Hasta el momento, Julieta Silva fue imputada por el delito de “homicidio agravado por alevosía”, después de arrollar con su auto a Fortunato a la salida de un boliche en San Rafael, el 9 de septiembre.

Ahora, el caso puede conducir hacia tres vertientes. La primera es que continúe como hasta la fecha, como lo mantiene la fiscal Andrea Becerra, con la carátula de homicidio doblemente agravado.

Las otras dos opciones podrían suponer un “homicidio culposo”, en el que se intente demostrar que la joven empresaria mató a su novio producto de un accidente, u“homicidio con dolo eventual”, que establece que la acusada pudo tener conciencia de las consecuencias de sus actos y no hizo nada para evitarlos.

Para el posible caso de “homicidio culposo”, la defensa de Silva intentará exponer que aún no se pudo demostrar que la joven vio a Fortunato caer al piso antes de arrollarlo con su vehículo.

Las pericias oftalmológicas y la historia clínica de Silva confirmaron su cuadro de astigmatismo. Además, las pericias realizadas sobre el vehículo permitieron conocer que al momento del accidente, el auto tenía los vidrios empañados.

Para el caso de la posible imputación de homicidio con dolo eventual será clave el video aparecido en las últimas semanas sobre la salida de la pareja del boliche “Mona Bar”. En el documento se puede ver cómo Fortunato se encontraba con un alto contenido de alcohol en sangre y cómo recibe un fuerte golpe en la pelvis contra una baranda del establecimiento. Las pruebas forenses indicarían luego que el rugbier tenia 1,8 de alcohol en sangre.

Respecto a la posible detención domiciliaria, Silva parecería tener el terreno allanado. El riesgo de la estabilidad procesal no existiría ya que declararon la mayoría de los testigos. Además, no habría riesgo de fuga, ya que Silva tiene dos hijos menores de edad (5 y 10 años), afincados en San Rafael desde su nacimiento. De hecho, la defensa de la acusada recurrirá a la necesidad de proteger el bienestar de los niños y para eso pedirá que su madre pueda esperar el juicio junto a ellos.