diciembre 1, 2020

Roger Federer presentó en Wimbledon su nuevo sponsor

El suizo dejó al mundo en shock al descubrir su indumentaria blanca e impoluta de la marca japonesa Uniqlo, en lo que fue la confirmación oficial del final de su histórica sociedad con Nike.

El espontáneo anuncio fue nada más y nada menos que en la Catedral del tenis, un territorio en el que Federer se ha consagrado en ocho oportunidades. Su contrato con la empresa norteamericana había expirado en marzo y los rumores sobre una oferta multimillonaria de la marca de indumentaria japonesa eran cada vez más resonantes. Aún sin un vínculo, Federer usó ropa de Nike durante los torneos previos sobre césped de Stuttgart y Halle.

Federer y Nike fueron sinónimo durante la última década: todas las historias del suizo se vistieron con la marca americana, que lo adoptó como uno de sus principales emblemas e incluso desarrolló su propia línea. En 2008 ambas partes habían rubricado un contrato de 10 años y 100 millones de dólares.

La oferta de Uniqlo fue sideral: 30 millones de dólares por cada uno de los próximos 10 años, incluso aunque el número dos del mundo anuncie su retiro. El contrato se firmó en abril pero el secreto se guardó, extraño fenómeno en los tiempos que corren, exitosamente bajo siete llaves hasta que Federer ingresó en el Court Central de Wimbledon para enfrentar al serbio Dusan Lajovic. La sorpresa fue instantánea en un estadio que se paró para ovacionarlo. Algunos incrédulos incluso se prestaban los binoculares para observar el logo en su remera.

Minutos después de la caminata del suizo al corazón del Court Central, Uniqlo lanzó su comunicado: “Uniqlo anuncia su sociedad con el tenista más grande de todos los tiempos como uno de sus Embajadores Globales”. Inmediatamente apareció también el logo de la empresa japonesa en la web de Federer.

Tras haber perdido a Novak Djokovic a manos de Lacoste hace un año en la antesala de Roland Garros, Uniqlo da un golpe sobre la mesa al sumar a Federer a un staff que tenía a Kei Nishikori como principal embajador. La única incertidumbre de cara al futuro del suizo será develar qué zapatillas utilizará, ya que la marca nipona no cuenta con una línea de calzado. Nike aún estuvo presente en el debut del suizo en Wimbledon: Federer usó sus zapatillas en el debut.