septiembre 25, 2020

Pensando en el día después

Los preparadores físicos por su parte, y la dirigencia por la suya, trabajan para cuando la pelota pueda volver a ponerse en movimiento en nuestro país. “La inactividad prolongada produce en el jugador una reversibilidad”, dicen quienes tienen a cargo la parte física.

La Asociación de Profesores de Educación Física del Fútbol Argentino (APEFFA) realizó un documento en el que explica el impacto que provoca la falta de entrenamiento en futbolistas profesionales. Además, sugieren una serie de medidas para la vuelta a las prácticas.

La APEFFA emitió una carta dirigida a la Asociación del Fútbol Argentino contando cómo afecta la falta de entrenamiento a los jugadores.

“La inactividad prolongada produce en el jugador una reversibilidad o desentrenamiento muy significativo, acarreando consecuencias negativas en varios planos. El deportista se ve afectado no sólo en el aspecto físico, sino también cognitivo, estructural, funcional, psicológico y emocional”, sostienen. Las prácticas que actualmente llevan a cabo los futbolistas “dista muchísimo de la exigencia y especificidad que requiere el deporte de alto rendimiento”.

Desde la Asociación proponen ciertos puntos para tener en cuenta: el trabajo en conjunto con las autoridades para definir una fecha y el cronograma de regreso, la apertura de los predios, habilitación de clubes de zonas en donde se permita entrenar, contar con tiempo óptimo para la preparación de los futbolistas previo a la competencia. En este último ítem sugieren que el tiempo de prácticas sea, como mínimo del 50% del tiempo del confinamiento.

Teniendo en cuenta las consecuencias del desentrenamiento, desde APEFFA sugieren comenzar a delinear el regreso a los entrenamientos en grupos reducidos y cumpliendo con los protocolos sanitarios; tener en cuenta que sería conveniente, en el armado del calendario, jugar un partido por semana durante las cuatro primeras fechas. En este sentido, afirman que de esta manera los jugadores pueden adaptarse a la competencia y se disminuyen los riesgos de lesiones.