diciembre 2, 2020

Mandiyú y Boca Unidos sin ventaja

El clásico jugado ayer por la 13ª fecha del torneo oficial de primera A “Escribano Armando D’Ambrosio” terminó 1 a 1 y marca los merecimientos de uno y otro, repartiendo virtudes y defectos. Barrios Alfonso puso en ventaja al “albo” e igualó Oscar Urbina.

Al final, la hinchada de Mandiyú despidió con aplausos a sus jugadores, a pesar de haber logrado un empate (1-1) en otro de los encuentros de la 13ª fecha del torneo oficial de primera A “Escribano Armando D’Ambrosio” ante su clásico rival Boca Unidos, que perdió la posibilidad de desplazarlo al “albo”. Con este marcador, el equipo dirigido técnicamente por Ariel Cedrés sigue solo en la cima de las posiciones. El miércoles completan Ferroviario – Juventud Naciente.

Fue un partido intenso en el que los dos trataron de cubrir bien los espacios para impedir que el rival pueda armar su juego. Mandiyú con un 4-3-3-no pudo zafarse del “pressing” y Boca Unidos con un dibujo 4-4-2 tampoco pudo imponer supremacía, en un partido en el que no abundaron las situaciones de gol.
A los dos les costó jugar en forma colectiva por abajo y en varias oportunidades las acciones individuales no alcanzaron para “motivar” a la hinchada de Mandiyú que en aceptable número llegó al estadio de Huracán para alentar a su equipo. A los 15’ Diego Monzón entró en diagonal de la derecha al medio y su remate de zurda se perdió a centímetros del ángulo derecho. La respuesta de Boca Unidos recién fue a los 27’ cuando Oscar Urbina tomó la pelota en un centro de Maximiliano Sánchez y su remate de zurda rebotó en el poste.
El juego no alcanzó la claridad necesaria y entonces tanto Mandiyú como Boca Unidos generaron pocas situaciones netas de gol. El quite y distribución de “Nico” Ferreyra, más el ida y vuelta efectivo de Manuel Barrios Alfonso y la potencia de Maximiliano Sánchez en el ataque boquense, no fueron suficientes.
A los 40’ un gran desborde de Maxi Sánchez le permitió llegar hasta el fondo dentro del área, su toque rasante no fueron a buscar sus compañeros y la pelota cruzó frente al arco sin que alguno la empuje. Y, cuando parecía que la etapa inicial terminaría en cero, a los 43’ Barrio Alfonso tomó la pelota en tres cuartos de cancha y sacó un tremendo zapatazo que venció a Lucas Cabrera.
La etapa inicial finalizó con Mandiyú un gol arriba, pero a los 5’ del segundo tiempo Boca Unidos logró la igualdad. Maximiliano Sánchez dibujó una gran jugada sobre la izquierda, eludió a dos defensores casi sobre la línea de fondo y mandó el centro que en el segundo palo conectó de cabeza Oscar Urbina, dio rebote Jara y el mismo Urbina con un zurdazo hizo llegar la pelota a la red.
A partir de ahí se cerraron las defensas, el mediocampo no aportó el caudal de fútbol esperado, los arquero fueron cada vez menos empleados y recién en los momentos cercanos al epílogo Boca Unidos dispuso de dos posibilidades para desnivelar el marcador. A los 27’ Juan Merlos alcanzó a alargar el juego hacia Francisco Ugolini cuyo tiro tapó Ifrán, del rebote Ugolini esquivó a un defensor y al tocar hacia Merlos cerró justo Coronel.
Después hubo que esperar casi hasta el final, cuando a los 46’ remató Ugolini y dio en la parte del costado de la red. Enseguida el silbato final de Leonardo Franco decretando el empate que a Mandiyú le sirve para continuar solo arriba.

MANDI