enero 16, 2021

Lucas Arn y el mal momento de “Comu”

Comunicaciones de Mercedes sigue en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires trabajando, a la espera de la reanudación de la Liga Nacional. Este último fin de semana, el plantel “aurinegro” entrenó en el Club San Lorenzo con la única baja de Miguel Gerlero que dio positivo para COVID-19.

El equipo dirigido por Ariel Rearte ensayó nuevos sistemas que le permitan tener mayor fluidez ofensiva, uno de los puntos bajos en los primeros ocho partidos. Además se busca poder ajustar el trabajo de los internos (Brandon Williams y Robert Battle) llegados una vez iniciada la competencia.
Uno de los que hizo referencia al presente del equipo fue Lucas Arn, que señaló: “La verdad es que estamos con toda la expectativa para volver a jugar y mostrar otra cara del equipo y de lo que realmente queremos hacer dentro de la cancha”.
Sobre el inicio negativo de la competencia, el alero remarcó: “Nos sorprendió un poco a todos, pero tiene que ver con que no pudimos comenzar con el equipo completo, justo unos días antes lo perdimos a Junior (Cequeira) por una lesión. Así que la suma de ciertas debilidades nos hizo creer que incompletos podíamos competir igual, lo hicimos de cierta manera pero parecía que siempre nos faltaba un poco”. Y añadió: “Después eso lo pagamos caro porque sumar compañeros nuevos en plena competencia con el formato de este año es realmente difícil, porque no nos conocíamos, sobre todo con los extranjeros que no sabíamos su forma de jugar. El receso nos permite ensamblarnos como equipo y pensar en una reanudación mejor”.

Las fallas de “burbuja” porteña
Respecto al brote de COVID-19, y el contagio de un compañero, Lucas Arn dijo: “Estamos esperando por la recuperación de Miguel (Gerlero), hablamos todos los días con él, por suerte se encuentra bien y con ganas de volver pero por una cuestión protocolar y obvia no puede sumarse al plantel”.
Comunicaciones es el único equipo de ambas conferencias que no ganó en este inicio de la temporada 2020/21. El “cartero” perdió los ocho juegos que disputó en la zona Norte.
“Más allá de que imaginábamos esta situación y que pensábamos que los contagios era un posibilidad que sucedieran en la burbuja, más allá de estar preparado mentalmente se vive de otra manera con nerviosismo y por ahí con un poco de miedo en algunos casos no sólo por la posibilidad de enfermarse, sino por perderse parte de la concentración o la competencia. Nadie quiere perder nada, todos vinimos a competir y a que esto funcione”, señaló el exjugador de Atenas.