agosto 8, 2020

Krujoski: ahora la apuesta es pegar un salto de categoría

Luego de una temporada con balance positivo en el TC Pista, Krujoski trabaja en el objetivo de reunir el presupuesto para 2020, año que apuesta llegar a la máxima categoría del automovilismo argentino: el Turismo Carretera. Después de lo hecho se puede soñar.

El pi­lo­to co­rren­ti­no Hum­ber­to Kru­jos­ki ce­rró una gran cam­pa­ña en el cam­pe­o­na­to de TC Pis­ta. Ini­ció la com­pe­ten­cia en la ter­ce­ra fe­cha y lle­gó con chan­ces de pe­le­ar por el tí­tu­lo a la úl­ti­ma ci­ta. Aho­ra ges­tio­na in­ten­sa­men­te pa­ra re­no­var vín­cu­los ac­tua­les y cap­tar nue­vos spon­sors pa­ra po­der com­pe­tir des­de el ini­cio de la tem­po­ra­da del año que vie­ne.
El 2019 de­jó un sal­do al­ta­men­te po­si­ti­vo pa­ra Kru­jos­ki que, en su re­gre­so al TC Pis­ta, ca­te­go­ría te­lo­ne­ra del Tu­ris­mo Ca­rre­te­ra (TC), con­si­guió ex­ce­len­tes re­sul­ta­dos que le per­mi­tie­ron pe­le­ar por el cam­pe­o­na­to en la úl­ti­ma fe­cha de la com­pe­ten­cia que se de­sa­rro­lló en Neu­quén.
El de­sem­pe­ño del co­rren­ti­no fue me­ri­to­rio te­nien­do en cuan­ta que co­men­zó la tem­po­ra­da en la ter­ce­ra fe­cha que se dis­pu­tó en Con­cep­ción del Uru­guay. Kru­jos­ki uti­li­zó al má­xi­mo sus ha­bi­li­da­des con­duc­ti­vas pa­ra man­te­ner­se siem­pre en pues­tos im­por­tan­tes que le per­mi­tie­ron su­mar pun­tos, pe­se a no con­tar en las pri­me­ras fe­chas con un au­to con­fia­ble y com­pe­ti­ti­vo.
Sin em­bar­go el equi­po de in­ge­nie­ros y me­cá­ni­cos de Cas­te­lla­no Po­wer Te­am tra­ba­jó siem­pre con in­ten­si­dad, com­pro­mi­so y se­rie­dad pa­ra en­tre­gar un au­to que pue­da res­pon­der a las exi­gen­cias de un pi­lo­to de ca­rac­te­rís­ti­cas siem­pre com­pe­ti­ti­vas. Es así que en la quin­ta fe­cha que se dis­pu­tó en Ro­sa­rio, el Dod­ge nú­me­ro 119 fun­cio­nó muy bien pa­ra que el co­rren­ti­no pue­da co­lo­car­se en el sex­to pues­to de la cla­si­fi­ca­ción, y tras una bue­na ca­rre­ra con­si­guie­ra su pri­mer po­dio de la tem­po­ra­da que­dán­do­se con el ter­cer pues­to.
En las jor­na­das si­guien­tes el au­to co­men­zó a mos­trar pro­ble­mas nue­va­men­te, por esos dí­as Kru­jos­ki ana­li­za­ba su fu­tu­ro man­te­nien­do reu­nio­nes con la cú­pu­la de la es­truc­tu­ra. En nin­gún mo­men­to es­tu­vo en du­da su con­ti­nui­dad en la com­pe­ten­cia, aun­que sí man­te­ner­se den­tro del equi­po.
Las ca­rre­ras su­ce­si­vas lle­ga­ron con re­sul­ta­dos no de­se­a­dos, pe­ro siem­pre con un pi­lo­to que de­jó to­do y ex­tre­mó las bon­da­des del au­to y sus cua­li­da­des pa­ra lo­grar su­mar pun­tos que le per­mi­tie­ran man­te­ner­se en los prin­ci­pa­les lu­ga­res de la ta­bla del cam­pe­o­na­to.
Fue­ron cua­tro ci­tas en las que co­se­chó bue­na can­ti­dad de uni­da­des, que­dan­do 14º en Ra­fa­e­la, 16º en Ter­mas de RÍo Hon­do, 13º Po­sa­das y 22º en Con­cor­dia. Pe­ro pa­ra la dé­ci­ma fe­cha que se co­rrió en San Juan, el equi­po le en­tre­gó a Kru­jos­ki un au­to más nue­vo, el que has­ta ese mo­men­to era uti­li­za­do por Jo­na­tan Cas­te­lla­no en el Tu­ris­mo Ca­rre­te­ra y en­ton­ces em­pe­za­ron a apa­re­cer los bue­nos re­sul­ta­dos.
El co­rren­ti­no fi­na­li­zó sex­to en esa ci­ta pa­ra lue­go ter­mi­nar cuar­to en Ra­fa­e­la y sex­to en Pa­ra­ná. En una de ellas lo­gró su pri­me­ra po­le po­si­tion del año. El mo­men­to del equi­po era otro y un po­dio es­ta­ba al ca­er. Lle­gó la fe­cha en el tra­za­do de San Ni­co­lás y Kru­jos­ki tu­vo un gran fin de se­ma­na. Lo­gran­do ga­nar su se­rie y la po­le po­si­tion pa­ra que­dar­se con un triun­fo de pun­ta a pun­ta.
Con gran­des ex­pec­ta­ti­vas lle­gó a la ca­rre­ra en La Pam­pa, allí el co­rren­ti­no co­se­chó el no­ve­no pues­to que le per­mi­tió me­ter­se quin­to, en­tre los pi­lo­tos que irí­an por la co­ro­na. Ya en el Pre­mio Co­ro­na­ción que se dis­pu­tó en Neu­quén las co­sas no sa­lie­ron del to­do bien, pe­ro en un ren­di­mien­to de me­nor a ma­yor to­do ter­mi­nó de gran ma­ne­ra.
En esa ca­rre­ra Kru­jos­ki tu­vo in­con­ve­nien­tes du­ran­te los en­tre­na­mien­tos y la cla­si­fi­ca­ción, lo que de­ri­vó en que sa­lie­ra des­de el 16ª lu­gar, pe­ro lue­go de una muy bue­na lar­ga­da y una gran ca­rre­ra lle­gó a es­tar quin­to a fal­ta de una vuel­ta e in­ten­tó ir por más, pe­leó pa­ra es­ca­lar una po­si­ción y cuan­do lo te­nía ca­si con­tro­la­do Ger­mán To­di­no en una ma­nio­bra de mal per­de­dor lo gol­peó y sa­có de la pis­ta. Kru­jos­ki vol­vió a la com­pe­ten­cia pe­ro en el no­ve­no pues­to, ubi­ca­ción que cui­dó has­ta cru­zar la ban­de­ra a cua­dros.
De es­ta ma­ne­ra el pi­lo­to tu­vo un gran re­gre­so a la ca­te­go­ría te­lo­ne­ra del Tu­ris­mo Ca­rre­te­ra.
Ce­rró una fe­cha con ter­cer pues­to y con­quis­tó una ca­rre­ra pa­ra re­don­de­ar una ex­ce­len­te cam­pa­ña en la que co­men­zó dan­do ven­ta­ja por te­ner dos fe­chas me­nos. Pe­ro mos­tró su tem­ple, co­ra­je pa­ra so­bre­po­ner­se a mo­men­tos ad­ver­sos, apo­ya­do en un equi­po que se brin­dó al lí­mi­te pa­ra en­tre­gar­le la me­jor má­qui­na, y en el acom­pa­ña­mien­to del pú­bli­co co­rren­ti­no y el apo­yo de sus spon­sors de­mos­tró que su sue­ño de com­pe­tir en el TC es­tá muy cer­ca.