octubre 1, 2020

Julián Velázquez no descarta un regreso a Independiente

El sólido defensor hizo inferiores en Boca Unidos, llegó al “diablo” de Avellaneda de la mano de “Pancho” Sá y consolidó una carrera ascendente. Fue campeón de la Recopa Sudamericana 2010 y tuvo un fugaz paso por el fútbol europeo.

Uno de los jugadores de nuestra ciudad de Corrientes que más se destacó en los últimos años (junto a Leonardo Jara, actual jugador de Boca Juniors) es, sin lugar a dudas, Julián Velázquez. El mismo pibe que se inició en las inferiores de Boca Unidos y al que más tarde el recordado Francisco “Pancho” Sá lo llevó para que se pruebe en Independiente, donde se consolidó en la primera y ganó la Copa Sudamericana 2010 en un recordado partido contra Goias de Brasil.

En el juego de ida los brasileños ganaron 2-0 pero en la revancha, disputada en Avellaneda, los diablos “rojos” vencieron 3-1 con el primer gol convertido por el correntino Velázquez. Fueron a los penales e Independiente se impuso 5-3 sumando una nueva copa a su nutrida vitrina de trofeos.

Recientemente, la “Avispa”, como le decían en Argentina antes de emigrar al fútbol europeo, se afianzó hace cuatro años en México, donde se ganó el apodo de “El Muro” por su firmeza defensiva. El central accedió a una nota efectuada a través de Instagram por Radio Sudamericana y entre sus principales conceptos dijo que le gustaría volver algún día a Independiente.

“No sé cuándo, pero me encantaría volver a jugar en Independiente, es algo que no depende de uno mismo”, expresó y aclaró que “todavía tengo contrato por dos años en Tijuana y es muy pronto para hablar de una vuelta en lo inmediato”.

Julián Velázquez este año pasó a préstamo al club Querétaro de México, en una ciudad cercana al Distrito Federal y con 29 años se adaptó plenamente al estilo de vida y al fútbol mexicano, después salir de su casa materna en Corrientes a los 14 años, cuando fue recomendado por Francisco “Pancho” Sá, un referente histórico del “Rojo”.

“El Avispa”, en el diálogo mediante un “vivo” en Instagram por Sudamericana, fue claro con su deseo de volver a Independiente. “Me encantaría volver a jugar en Independiente, volver al fútbol de Argentina, no sé cuándo, pero me encantaría”, y enseguida agregó que actualmente le gusta mucho River, “es el equipo que mejor juega y ha ganado todo en tan poco tiempo”. Respecto a su vuelta a Avellaneda, confió: “Son cosas que no dependen de uno mismo, tengo contrato por dos años en Tijuana y ahora estoy a préstamo en Querétaro, es muy pronto hablar de una vuelta”.

Hace cuatro años que Velázquez milita en el fútbol mexicano, llegó a Cruz Azul en junio de 2016 luego de dos pasos fugaces por el fútbol europeo, uno en Rumania y otro en Croacia. Antes de jugar en Querétaro lo hizo en Tijuana, club que es dueño de su pase y lo cedió a préstamo.

Sobre su actualidad en el fútbol del país azteca detalló: “Estoy plenamente adaptado. Al principio en el primer semestre se me hizo complicado por mi estilo de juego, coleccionaba amarillas y rojas”, dijo en tono de broma “pero ya llevo cuatro años en el fútbol mexicano y estoy súper cómodo”.

Al ser consultado sobre su vida durante la cuarentena impuesta por la pandemia del coronavirus lanzó entre risas: “Me la paso jugando al PUBG con amigos online, envicié con eso y no puedo parar, me la paso cuatro horas jugando, encima estoy solo porque mi novia se fue para Corrientes y no pudo volver más, tenía regreso pero le cancelaron el vuelo dos veces”.

Eso lo lleva a que en relación a los entrenamientos lo agarra “la ansiedad por empezar ya y querer hacer algo. Trato de hacer los ejercicios que mandan desde el club pero también aprovecho para hacer otras cosas como leer”.

Asimismo, el destacado jugador correntino habló de la situación que trajo aparejado el coronavirus: “Dijeron que los entrenamientos empiezan en junio, están hablando de reducir el salario y la verdad no estamos en momentos de reclamar nada”. La cuarentena en México se extendió hasta el 30 de mayo y el desenlace es incierto, como en todo el mundo. “El Avispa” expresó: “Acá está complicado, recién hace dos semanas empezaron a darle importancia”.

Por último, Velázquez dijo que entre sus sueños está jugar en Europa. “En un club que juegue Champions y pelee cosas importantes, un club grande. Quiero pelear hasta el final por eso, estuve en mi mejor momento y no se pudo dar, por lo que es la espina que me quedó”, declaró un poco tocado. Pero al mismo tiempo, no sabe cuándo, pero está seguro de que quiere volver a entrar en las puertas del “infierno rojo” para limpiar su imagen tras su salida por la puerta de atrás en 2014 y saldar esa cuenta pendiente.