octubre 1, 2020

El Día del Entrenador recordó al gran Najnudel

El Día del Entrenador de Básquetbol en Argentina evoca singularmente al técnico por antonomasia de este deporte en el país, el inolvidable y eterno León Najnudel, que falleció precisamente un 22 de abril de 1998, con apenas 56 años y un enorme pedestal en el que se lo colocó por ser, y aunque él lo negara con modestia, el “creador” de la Liga Nacional de Básquetbol, la auténtica madre de la Generación Dorada que llevó al incomparable oro olímpico de Atenas 2004.
Esa obra maestra de un verdadero “maestro” como León parió a los primeros argentinos que habitaron la NBA, y que empezaron por Rubén Wolkowisky, que por una cuestión de minutos en el huso horario estadounidense, fue el primero en pisar los parquets de esa magna competencia, seguido en la misma jornada (31 de octubre de 2000) por Juan Ignacio “Pepe” Sánchez.
Detrás de ellos llegaron más tarde Emanuel Ginóbili (29 de octubre de 2002), representativamente el basquetbolista argentino más importante de la historia, y en fila india se ubicaron Fabricio Oberto, Carlos Delfino, Walter Herrmann, Luis Scola, Pablo Prigioni, Andrés Nocioni, Nicolás Laprovíttola, Patricio Garino y Nicolás Brussino.
Esa docena de basquetbolistas honraron la memoria de Najnudel, hijo putativo de Ferro Carril Oeste, habitante sempiterno de Villa Crespo y amante del básquetbol en todos sus niveles, una pasión que le transmitió a su único hijo, Iván, hoy entrenador como él, que por esos designios del destino, nació un 22 de abril.
El 19 de abril se celebra San León IX, pero el 22 es para el básquetbol argentino “San León I”, porque lo que hizo el visionario Najnudel por este deporte en el país tiene un carácter fundacional que difícilmente pueda advertirse en otras disciplinas de alcance nacional.