octubre 27, 2020

Con garra y decisión, Mandiyú se impuso en el clásico a Boca Unidos

El “albo” comenzó en desventaja antes de los diez minutos y luego, con mucha actitud y “pincelazos” de buen fútbol, terminó haciendo suyo el clásico, anotando tres goles.

Co­mo era de pre­ver, el jue­go fue in­ten­so y a pe­sar de que a los 6’ Bo­ca Uni­dos se pu­so en ven­ta­ja con un gol de pe­nal con­ver­ti­do por Ma­tí­as Es­ti­ga­rri­bia; de a po­co se fue re­cu­pe­ran­do Man­di­yú, que an­tes de fi­na­li­zar la eta­pa igua­ló con tan­to de Mar­tín Ovie­do y en el se­gun­do tiem­po lo ter­mi­nó dan­do vuel­ta con ano­ta­cio­nes de Mar­ce­li­no Bá­ez y Eze­quiel Al­fon­zo.
De es­ta ma­ne­ra el con­jun­to “al­bo”, alen­ta­do rui­do­sa­men­te por su se­gui­do­ra hin­cha­da, lle­va ga­na­do diez de los úl­ti­mos do­ce pun­tos que dis­pu­tó y se ubi­ca en el quin­to pues­to con 22 pun­tos, igual que IN­VI­CO, que el sá­ba­do ca­yó an­te Cu­ru­pay.
Hay que ha­cer no­tar que las co­sas no em­pe­za­ron bien pa­ra Man­di­yú por­que a los 6’ la pe­lo­ta dio en la ma­no de To­más Ba­rrios y el ár­bi­tro Ser­gio Pë­rez (buen de­sem­pe­ño) co­bró pe­nal, que Ma­tí­as Es­ti­ga­rri­bia lo cam­bió por gol. Des­pués Bo­ca Uni­dos es­tu­vo cer­ca del se­gun­do cuan­do Bar­bo­za le ga­nó la es­pal­da a los cen­tra­les, su to­que su­pe­ró al ar­que­ro Fer­nán­dez pe­ro ce­rró jus­to To­más Ba­rrios des­pe­jan­do el pe­li­gro.
Sin em­bar­go, de a po­co se fue aco­mo­dan­do Man­di­yú en el par­ti­do y ca­si so­bre el mis­mo epí­lo­go de la eta­pa ini­cial, Car­los Ro­lón Se­go­via le ga­nó la po­si­ción a su mar­ca­dor, lle­vó al fon­do y me­tió la pe­lo­ta al área pa­ra que Mar­tín Ovie­do, en­tran­do de fren­te la man­de aden­tro an­te la es­ca­sa re­ac­ción del ar­que­ro po­nien­do el jue­go 1-­1 .
Des­pués, cuan­do ape­nas se ju­ga­ban 3’ del se­gun­do tiem­po, una nue­va dis­trac­ción de­fen­si­va bo­quen­se lo ca­pi­ta­li­zó muy bien el “al­go­do­ne­ro” ano­tan­do el se­gun­do gol.
Ovie­do re­ci­bió la pe­lo­ta y apu­ra­do por un ri­val man­dó el cen­tro, pei­nó Al­fon­zo, la pe­lo­ta que­dó bo­yan­do en el áre­a, no re­ac­cio­na­ron ni el ar­que­ro ni los de­fen­so­res y Mar­ce­li­no Bá­ez es­ti­ró la pier­na pa­ra co­nec­tar ven­cien­do de cer­ca a Qui­ja­no.
Bo­ca Uni­dos sin­tió el im­pac­to por­que lue­go no ex­hi­bió res­pues­ta al ver ta­pa­dos a los que ge­ne­ral­men­te se man­dan por las ban­das.
Man­di­yú le ce­rró los ca­mi­nos y em­pe­zó a man­dar en el ma­ne­jo de la pe­lo­ta en la zo­na de ges­ta­ción, con el zur­do Ale­xis Flei­ta gra­vi­tan­do por su ha­bi­li­dad y arri­ba Car­los Ro­lón Se­go­via, con un des­gas­te im­pre­sio­nan­te em­pe­zó a su­pe­rar a las mar­cas.
En­ton­ces no sor­pren­dió cuan­do a los 20’ el “al­bo” con­vir­tió el ter­cer gol por in­ter­me­dio de Eze­quiel Al­fon­zo, an­te la nue­va va­ci­la­ción del ar­que­ro y los de­fen­so­res. Lle­gó el cen­tro des­de la de­re­cha, na­die ati­nó a re­cha­zar y el de­lan­te­ro con re­ma­te cor­to ven­ció al uno de Bo­ca Uni­dos.
Dos go­les aba­jo el téc­ni­co Luis Al­fon­so man­dó a la can­cha a Ma­xi Pa­red y en­se­gui­da a Elí­as Me­di­na pa­ra tra­tar de en­de­re­zar el rum­bo de un par­ti­do que se le es­ca­pa­ba de las ma­nos.
Sin em­bar­go, Man­di­yú se hi­zo más fuer­te. Si­guió pre­sio­nan­do y do­blan­do las mar­cas pa­ra im­pe­dir el ar­ma­do ri­val y una vez que la re­cu­pe­ra­ba bus­ca­ba arri­ba a Ro­lón Se­go­via, que con ha­bi­li­dad y fuer­za ge­ne­ró si­tua­cio­nes de ries­go. En dos opor­tu­ni­da­des ha­bi­li­tó -­desprovisto de egoismo-­ a Flei­tas que no re­sol­vió bien y con­tu­vo el ar­que­ro. Lle­gan­do a los ins­tan­tes fi­na­les Bo­ca Uni­dos in­sis­tió pa­ra lo­grar el des­cuen­to pe­ro cho­có con una de­fen­sa só­li­da y ex­pe­di­ti­va, dan­do la sen­sa­ción de que le iba a cos­tar des­con­tar. Pa­ra col­mo, en la si­tua­ción que tu­vo, Agus­tín Bo­ga­rín la qui­so to­car so­bre la sa­li­da del ar­que­ro Fer­nán­dez y la pe­lo­ta sa­lió des­via­da por el fon­do.
En­se­gui­da el sil­ba­to fi­nal del ár­bi­tro y el fes­te­jo de to­do Man­di­yú fren­te a la tri­bu­na par­cial, fes­te­jan­do con el al­ma el triun­fo so­bre el clá­si­co ad­ver­sa­rio y en el cie­rre de la fe­cha y de la pri­me­ra rue­da del Ofi­cial, ter­mi­nó sien­do el gran ga­na­dor del do­min­go, co­mo pa­ra ali­men­tar sus ilu­sio­nes.