octubre 23, 2020

Boca Unidos se despertó en el complemento y rescató un punto

Boca Unidos se despertó en el complemento y rescató un punto

El Aurirrojo igualó 1 a 1 con el Lobo. La pasó mal en la etapa inicial, lapso en el que fue superado y terminó abajo en el resultado. En el complemento los cambios, mayor actitud, y una merma en el rendimiento del local le dieron vida, igualando a través de su goleador, Federico Nieto.

Boca Unidos se despertó a tiempo en la segunda parte y terminó llevándose para Corrientes un punto desde Jujuy, al igualar 1 a 1 ante Gimnasia y Esgrima, en un partido correspondiente a la trigésimo cuarta fecha del Torneo de la Primera B Nacional.
Sin fútbol y con muchos errores, el equipo correntino la sacó barata en el primer tiempo, lapso en el que fue superado por el Lobo, que promediando la etapa marcó a través de Nicolás Olmedo.

La reacción de la visita llegó después de los 25 minutos del complemento, cuando Boca Unidos se animó, al tiempo que el local aflojó el ritmo, como si sus hombres hubiesen sentido el trajín del partido. En el comienzo del segundo tiempo la búsqueda del arco de enfrente fue sin claridad, pero con más actitud, y ayudado por las variantes introducidas, el equipo dirigido por Christian Bassedas fue paulatinamente haciéndose de la pelota y empujando cerca de su propia área al local, hasta encontrar la llave del gol en la cabeza de Federico Nieto.

En el inicio del encuentro Boca Unidos fue un equipo sin audacia, con escasa o nula capacidad para elaborar juego, y muy impreciso, como si el triunfo de la fecha pasada no hubiese impactado en el ánimo y la confianza del plantel. El Aurirrojo abusó del pelotazo frontal buscando saltear líneas, facilitando la tarea de la defensa adversaria.

La propuesta del elenco de Bassedas fue casi intrascendente en materia ofensiva, de no ser por un volea de Marcelo Miranda que pasó a medio metro del travesaño, luego de que Gonzalo Ríos la bajó muy bien en el área, además de un cabezazo del delantero chaqueño, tras centro desde la derecha de Carlos Ross, que Maximiliano Cavallotti envió al córner para no complicarse.
Si a eso se le suma que el equipo fue impreciso, tanto en la salida como en mitad de cancha, y que a Germán Herrera le hicieron permanentemente el 2-1 entre Ramiro Maldonado y Leonardo Ferreyra -porque este último aprovechaba la espalda de Miranda, que no siente hacer la banda, para proyectarse, y que el fondo volvió a repetir errores y desatenciones, principalmente en pelota parada o envíos aéreos-, no extrañó que el local termine el primer tiempo ganando por la mínima diferencia.

El gol llegó luego de que Ferreyra aprovechó una de sus tantas trepadas para meter un centro al área que Olmedo fue a buscar en posición de centrodelantero, y con un cabezazo se anticipó a todo el fondo correntino para vencer la resistencia del arquero Fabricio Henricot.

La apertura del marcador para Gimnasia llegó justo en el momento en que Boca Unidos había ajustado un tanto la marca y su rival ya no era tan claro como en los minutos iniciales, aunque luego siguió inquietando con Maldonado por derecha y Luis Vila, que preocupó cada vez que entró en juego, ya sea cuando tuvo que pivotear con la marca encima, como cuando encaró con pelota dominada.
En el complemento, el Lobo le fue cediendo la iniciativa a Boca Unidos, buscando cerrar el partido a través de una contra. Bassedas movió el banco de relevos, haciendo ingresar a Osmar Ferreyra y Federico Nieto en lugar del “Toti” Leonel Ríos y Miranda, quienes no tuvieron un buen juego.

Pasado el primer cuarto de hora, lo tuvo Maldonado para aumentar, pero tapó Henricot. La visita comenzó a amigarse con la pelota, al tiempo que Gimnasia fue cediendo terreno, como si sus jugadores se hubiesen quedado sin piernas. El Aurirrojo coqueteó con el gol dos veces. Primero, un pase al área fue conectado por Nieto, quien anticipándose a su marcador sacó un remate rasante de derecha que Cavallotti desvió al tiro de esquina, en gran reacción; luego a Mariano Miño le quedó la pelota picando tras un rebote, y su tiro a colocar pasó muy cerca del ángulo superior derecho.

El premio para Boca Unidos llegó cerca del final. Miño construyó una muy buena pared con Ignacio Valsangiácomo (entró por Gonzalo Ríos quien se retiró lesionado), y cuando el arquero rival salió a achicar, la tocó por arriba buscando el segundo palo, donde Nieto se elevó más que todos para meter el cabezazo de gol.

Gimnasia se dio cuenta que el empate de local no era negocio y con el resto que le quedaba fue en busca del desequilibrio, pero ya no hubo tiempo, terminando el partido en tablas.
Con un poco de actitud, reflejado en los últimos veinte minutos del juego, Boca Unidos rescató un punto de Jujuy, y sigue sumando, aunque el equipo todavía está en deuda con su juego, sobre todo teniendo en cuenta su potencial.