noviembre 18, 2019

Pocho Roch, su última visita a Tabacué

Fue una semana muy triste para la cultura correntina, el fallecimiento de Pocho Roch, una persona querida y amada por su pueblo generó una profunda congoja, especialmente en los que tuvimos una relación de amistad con él.

Colaboración: Carlos Maciel

Aquí comparto una anécdota que revela el espíritu inquieto de un hombre que siempre buscó la raíz profunda de lo que amaba.

Varias veces planeó realizar una visita al paraje Tabacué, uno de los asentamientos históricos del pueblo de Itatí. En una de las oportunidades, hubo una creciente del río Paraná, en otra un frío importante, hasta que en mayo de 2015 pudimos concretar el viaje.

Quería que lo acompañe, por amistad y para que plasme en imágenes el momento. Debo confesar que veo una palangana con agua y me alejo, así que imaginen mi  ansiedad para viajar 7 kilómetros río abajo hasta el lugar, no podía negarme.

El 14 de mayo de 2015, salimos temprano de Corrientes, con mi hijo Sebastián como conductor. Al llegar a Itatí, lo estaba esperando una prima que facilitaba el medio de transporte y el “canoero” como lo llamó Pocho.

Éramos 5 para el viaje, incluido un camarógrafo que haría una nota para difusión en la zona. Pocho estaba muy contento, la última vez que visitó Tabacué, fue en los ‘80, para una nota que le realizó la TV Francesa.

Antes de iniciar el viaje, visitamos la cruz que estuvo en Tabacué, mucho tiempo descuidada y por fin reguardada en la Basílica de Itatí, al costado derecho del altar central. Hizo tomar medidas varias y fotos. Es contemporánea con nuestra cruz fundacional. Por desconocimiento, fue modificada con agregados de madera, pero la parte original se mantiene.