julio 13, 2020

Pasión, el combustible que sostiene e impulsa la fiesta del Rey Momo

Ara Berá se destacó este fin de semana porque logró transformar en menos de 24 horas un producto deslucido y opaco en una propuesta brillante y creativa. El sábado, todas las comparsas experimentaron notables mejoras con respecto al viernes. 

Tras el primer fin de semana de corsos en el Nolo Alías avanzan los carnavales correntinos que con menos de un siglo de historia, se convirtieron en la competencia más divertida de cada año. Es que la fiesta de Momo es una especie de contienda en la que hay equipos y categorías. La categoría comparsas que tiene cuatro equipos: Sapucay (última campeona), Ara Berá, Copacabana y Arandú Beleza; y la categoría agrupación musical, con cinco equipos: Imperio Bahiano (última campeona), Samba Total, Sambanda, Kamandukahia y Samba Show. Como en toda competencia hay cuestiones políticas y económicas que influyen en las reglas de juego y algunas veces la fiesta termina con definiciones “en el escritorio” y hasta en la Justicia. Así planteadas las cosas, solo resta decir que el fanatismo que el carnaval despierta en sus adeptos es similar al de los mejores torneos de fútbol, con la diferencia de que un equipo que en una fecha perdió por goleada, puede transformar la realidad en menos de 24 horas. Esto último fue justamente lo que pasó durante el primer fin de semana con Ara Berá.
¿Qué gana la comparsa campeona? El honor de haber ganado. ¿Qué gana el que se lleva el premio al mejor traje? Un cheque que generalmente no supera el valor de algunas de las plumas de su vestuario. Entonces, ¿qué mueve a los comparseros y a las comparsas a invertir todos los años sumas millonarias en esta fiesta? Dicen que se llama pasión.
La fiesta del Rey de la Burla es movida entonces por ese combustible que se llama pasión y que nadie puede explicar de dónde sale ni cuánto dura. Lo único que se puede decir es que tiene la potencia de sostener una competencia que todos los años enfrenta innumerables contratiempos y hasta dolorosos tropezones, pero sin embargo, se levanta tantas veces como haga falta.
Sapucay y Ara Berá son actualmente los equipos grandes de esta competencia, por eso las miradas están puestas especialmente ahí, y lo mismo pasa con las agrupaciones musicales Imperio Bahiano y Samba Total. No obstante, las otras comparsas y agrupaciones vienen desde hace varios años dando pequeños pasitos que en el fragor de las noches suelen pasar inadvertidos, pero que en un futuro no muy lejano podrían llegar a dar frutos. En este sentido se podría decir que lo que quizás les juega en contra actualmente a las menos populares sea su propio carácter y una creencia de inferioridad supuestamente justificada en argumentos económicos. No obstante, se sabe que cuando hay acción y un objetivo claro, los resultados llegan más rápido. 

Dos comparsas en una
Este fin de semana Ara Berá presentó dos comparsas totalmente distintas: una, el viernes (opaca, confusa y triste) y otra, el sábado (impecable, creativa, lujosa y alegre). Esta capacidad de transformación no es nueva, ya que la comparsa del Rayo es autocrítica, se mira a sí misma, pone luz sobre sus puntos oscuros y siempre cambia lo que haga falta. El poder de transformación de Ara Berá podría ser interpretado sin dudas como una ventaja, pero ¿no sería más redituable en cuanto a puntajes salir en óptimas condiciones desde la primera noche?
Durante el fin de semana el cambio que se vio en la avenida en menos de 24 horas fue tan grande que no pudo haberse producido por casualidad y mucho menos por magia. Seguramente, para que Ara Berá se presentara el sábado tal y como lo hizo, hubo gente que salió temprano a ajustar clavijas, a reclamar que se cumplan compromisos y a poner orden en un equipo que claramente el viernes estaba muy desconectado y desorganizado (todo eso se podría haber hecho una semana antes o aunque sea un día antes). 
Ara Berá tenía un producto bueno, pero en la noche inaugural mostró uno mediocre y eso se va a sentir en el escrutinio.
El cambio en Universo Ara Berá fue evidente desde el minuto uno con el ingreso a la avenida de una comisión de frente prolija y con trajes aparentemente completos; además, la gran bastonera Maira Acst fue acompañada por el portaestandarte Mauro Polich (que el viernes no estuvo). En el grupo también se vio a Emanuel Gómez (Supercósmico) con un impactante traje con movimiento (otro ausente del viernes), a Maru Mambrín representando a la heroína Emma (que además tuvo presencia frente al jurado durante todo el paso de la comparsa) y Katerina Segovia se lució en el  Portal de Presentación “Chica Cósmica”.
El carro del astronauta no salió en la apertura (como el viernes), sino que fue ubicado en el bloque correspondiente, y la historia futurista que el Rayo quiso contar comenzó a cobrar sentido con personajes como el de la custodia de Asgard Victoria Arguelles (embajadora del carnaval) o el de Luz Ligia Sanz, quien presentó un impactante traje dorado con luces, personificando justamente a la Luz.
Más adelante se destacó la ex reina del carnaval Belén Fernández Coutinho representando a la Guerrera de Agua. 
Ara Berá este año juega con la película Avatar y presenta un carro llamado El Arbol de la Vida y ya al final de la comparsa el grupo Angeluz se luce representando a Los Nativos, sin dudas, uno de los mejores grupos del carnaval. 
Los cambios se notaron también en el cierre de la comparsa con una propuesta artística llamativa que tiene como figuras principales a los integrantes de la Universidad del Sonido (escuela de samba) y a la bastonera Constanza Plano, pero también al grupo Nativos y al portabandera Francisco Benítez, quienes realizan una divertida coreografía mientras dura el show de batería.

Aniversario
La esplendorosa fue durante muchos años una de las grandes comparsas de los carnavales correntinos hasta que desapareció y cuando estuvo lista para volver debió rearmarse, por lo que actualmente no está entre las fuertes de la competencia. La primera noche de Copacabana tampoco fue buena (la de ninguna comparsa había sido óptima) por lo que su paso por la avenida el sábado fue superior al del viernes y sin dudas lo que más llamó la atención fue el imponente carro apertura que simboliza a la Capital correntina a través de la punta San Sebastián (ícono turístico de la ciudad), el puente General Belgrano y el busto gigante del fundador Juan Torres de Vera.
Copacabana en este 2020 hace un repaso por sus 60 años de historia poniendo la atención en la ciudad que la vio nacer con personajes como Melani Morel y Katerina Arnaldi que representan a la Costanera, tiene también un divertido grupo de candomberos y hasta una parejita de niños que recorren la calzada bailando chamamé.
La comparsa cuenta también con imponentes destaques como la múltiple reina del carnaval Virginia Acosta, Eleonora Luque, Roxana Torres  y Cecilia Gómez que representa a la Leyenda del Jacarandá. Este año también se sumó Gero Aquino, que como drag queen era figura de Arandú Beleza y otra figura que destaca es Luis Reig que representa el Fin de la Oscuridad.
Pero no todas son buenas noticias para Copacabana, ya que el sábado debió suspender a ocho comparseros del grupo Los Malandras luego de la viralización de un video en el que se los veía jugando provocativamente durante el desfile con una muñeca inflable.

Crecimiento
Con respecto a las agrupaciones musicales hay que decir que una de las que viene mostrando un notable Crecimiento es Sambanda, que el viernes fue la menos beneficiada, ya que con su tema Sambarock debió inaugurar el carnaval con un corsódromo todavía vacío. Sambanda tiene este año un repertorio musical acorde a la temática que presenta y también muchas figuras femeninas que resaltan desde el principio hasta el final.
Las demás comparsas y agrupaciones musicales también experimentaron el sábado notables mejoras respecto de lo que presentaron la noche anterior.
Este también es el caso de Sapucay, con su Sapucay del Iberá, cuya comisión de frente ingresó con vestuario completo y acompañada en el carro apertura por la modelo Nicole Neumann (quien solo recorrió la mitad de la avenida). Su propuesta del sábado fue muy teatral y tuvo como protagonistas al dúo conformado por Sofía Quatrin y Franco Espinosa, quienes personifican a una pareja de Yaguaretés que durante todo el paso de la comparsa interactuaron frente al jurado con distintos animales, como por ejemplo, las Víboras y las Comadrejas. 
Sapucay se caracteriza desde hace tiempo por tener comparseros con mucho talento artístico como es el caso justamente de Sofía Quatrin y la pareja de Comadrejas (Alfredo Ojeda y Victoria March). Y en tal sentido hay que marcar que en el 2020 es muy notable la ausencia de Carlos Lancieri, quien desde hacía años brillaba con impecables propuestas y también Diego Ojeda, que en reiteradas oportunidades ganó como Mejor Traje del Carnaval. Otra de las ausencias notables es Ayelén Serrano, figura del gallo.
Con respecto al show de escuela de samba, vale decir que a diferencia de lo que pasó el viernes, esta vez la bastonera Gabriela Ceballos realizó una buena performance artística sola, pero acompañada de cerca por el grupo Guacamayos.
Arandú Beleza es hasta ahora una de las grandes perjudicadas por el horario, ya que en la noche inaugural le tocó cerrar la fiesta (con muy poca gente en las tribunas) y el sábado le tocó ser una de las primeras en salir a la pista, también con muy poca gente. Su tema Nadie Duerma es complejo.
Ayer, al cierre de esta edición, la competencia (solo en categoría comparsas) se había trasladado al anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola, donde Arandú Beleza, Sapucay y Ara Berá explicaban el tema 2020 sobre el mítico escenario Osvaldo Sosa Cordero.