octubre 26, 2020

Noches de peña: Los Alonsitos redoblaron la apuesta y volvieron a superarse

En la tercera velada festiva sorprendió la presencia de Ciro, el ex líder de los piojos. Los Carabajal dieron un espectáculo fuerte y el cierre a puro baile estuvo a cargo de G Latina.

Luego de tres noches a pura música y baile en el Club de Regatas, Los Alonsitos bajaron el telón a la novena edición de su peña. El broche de oro fue el sábado y lo colocaron los Carabajal y Ciro con su impecable interpretación del Himno Nacional en su armónica. Entre el jueves y sábado pasaron por el escenario peñero grandes figuras del chamamé y de otros géneros. Hubo ausencias, pero sin dudas la más notoria fue la de Los de Imaguaré.

Aunque su nombre no figuraba en la grilla, el ex líder de Los Piojos (que anoche al cierre de esta edición daba un recital en el Club San Martín),  se presentó el sábado en la peña que se realizó en el Club Regatas. Su show comenzó promediando las 2 de la madrugada y fue breve pero contundente. Ciro estremeció al auditorio con su versión del Himno Nacional en armónica  y “Mirenla”.
En la noche de cierre también resaltó la actuación de Belén Majul quien presentó las canciones de su primer trabajo discográfico “Vuela mi corazón”. A su turno, Alma Paraná con su chamamé levantó al público que no dudó en salir a bailar cada tema. Desde Santiago del Estero llegaron por segunda vez a la peña Los Carabal quienes ofrecieron un espectáculo sin desperdicios.
Esta edición de la peña fue sin dudas un mix de ritmos, por lo que cada noche cerraba a pura diversión con el público bailando bajo el escenario. El sábado el cierre bailable estuvo a cargo de G Latina cuyo show realmente estuvo a la altura de esta propuesta que promete seguir creciendo.
Vale señalar que durante las tres veladas, la propuesta musiquera fue potente. Así por ejemplo en la noche inaugural Mario Bofill ratificó el romance chamamecero que desde hace décadas mantiene con sus fanáticos, mientras que Los Totora llenaron de cumbia el lugar. Esa misma noche sonó Viento Norte junto a Los Alonsitos, pero sin dudas uno de los números que más llamó la atención fue el del pequeño Juan Antonio Ojeda.
La segunda noche (viernes) Amandayé volvió a hacer lucir su chapa chamamecera y enamoró al auditorio con su exquisito repertorio. La misma noche, el chaqueño Lucas Segovia se lució junto a Los Alonsitos.
Los Caligarís fueron quizás la gran sorpresa de esta edición (además de la inesperada presencia de Ciro). Sucede que el grupo cordobés que a lo largo de su historia supo mantener su impronta circense propuso (el viernes) un espectáculo divertido en el que no faltaron los malabaristas, globos, papelitos de colores, muñecos y los clásicos disfraces de payasos. El público disfrutó del show y muchos se animaron a subir al escenario para bailar y bromear con los artistas.