octubre 27, 2020

Lorena Larrea Catterino: “El bolero siempre que me cautiva, me enamora”

La artista se presentará este fin de semana en el festival de Tango y Boleros en Empedrado. “Es un género con el cual tengo un romance desde pequeña”, explicó.

Cuando una artista es capaz de deslumbrar con su voz sin importar el género demuestra que tiene licencia para cantar, sin encasillamientos como sucede con Lorena Larrea Catterino. Si bien tiene una conexión preferencial con el chamamé, confiesa que el bolero genera un temporal de sensaciones, que rara vez siente con otras canciones.

“El chamamé es mi expresión de amor, pero con el bolero tengo un romance especial, no sé cómo explicarlo porque me cautiva, me enamora y me apasiona cantarlo”, comentó la artista correntina en una entrevista con época. El sabor inconfundible de su voz, logra seducir al público con cualquier canción, desde la alegría del carnaval y los sentimientos del chamamé, hasta quizás algún tema del rock de raíz su talento pareciera ser indeleble a los desafíos. Pero pocos géneros provocan cosas especiales en ella, logrando enraizar por dentro una caudal inagotable de emociones. “Eso lo logra el bolero, por ejemplo”, confesó con un brillo especial en sus ojos.

Algo que sucederá sin dudas este sábado a las 21.30 en el hall del teatro Dora en Empedrado donde se realizará l asegunda edición de Tango y Boleros (Ver cuadro aparte). “Estoy feliz, cuando me invitaron de la asociación Amigos del Teatro Dora, me emocioné, cantar boleros es algo que siempre ame y admiré a grandes artistas”, comentó Larrea Catterino.

Esta pasión por las canciones de amor la heredó de su madre, “ella era muy romántica y desde chica escuche grandes artistas a María Marta Serra Lima, Armando Manzanero, Rocío Durcal José Feliciano entre otros y adore su música y la riqueza de sus letras”, refirió la artista que por estos días se encuentra trabajando en su próximo material discográfico.

Esta expresión musical se fue gestando profundamente en ella, en su adolescencia consolidó su devoción con el bolero en tiempos de “Romance”, el disco de Luis Migue producido por Manzanero. “Cuando me enteré que venía Manzanero, inmediatamente recordé todo ese tiempo que me cautivó este género, que fue calando más profundo en esa época de amores y desamores adolescentes”, recordó la cantante.

Desde entonces junto al chamamé, el bolero fue su lenguaje preferido para la música. “Siempre soñé con tener la oportunidad de subir a un escenario a cantar boleros y baladas y mostrarme a mi misma que la versatilidad entre géneros era posible”, dijo.

Esa oportunidad se dio en 1998 que visitando el Snack Bar de Casinos del Litoral cuando la cautivó una orquesta que la dejaron “boquiabierta”. “Me sentí embelesada con su música al escucharlos era la “Banda 4” con Osvaldo Gómez en teclado, Eduardo Rey en percusión y su mágica voz y el Maestro Omar El Antillano (“el Saxo de Oro”) quienes un tiempo después me invitaron a ser parte de este maravilloso camino de la música Internacional que recorrimos juntos por más de 10 años”, comentó Lorena.

Esta experiencia la forjó en la música romántica y la llevó por escenarios de todo el país. “Esto me dio la posibilidad de conocer a María Marta a quien escuchaba de chica , a Cacho Castaña a José Luis Rodríguez y haber sido elogiada por estos monstruos de la canción”, dijo y añadió; “eso no te sucede todos los días”.

Desde entonces sigue su camino artístico cumpliendo sueños, “que se logran cuando uno siente lo que interpreta y eso es lo que me mueve en cada canción Ponerme en la piel de quien escribió sus letras y sentir las melodías. Eso lo aprendí a través del Bolero” refirió.

Por último, la artista destacó el gran apoyo de su familia que la sostiene y la acompaña y de haber logrado un largo recorrido con la música. “Me siento orgullosa de haber pasado por todas estas experiencias que me hicieron ser lo que soy, una cantora enamorada de la música capaz de sentir e interpretar y poder llegar al corazón del público desde mi alma y mi corazón”, concluyó.