octubre 27, 2020

El taller literario Koeyú abre sus puertas a la comunidad

El emblemático espacio, que hoy coordina la profesora Adriana Linares, se apresta a iniciar un nuevo año de trabajo. Su actual conductora describió el propósito del mismo, la modalidad de las clases y la pasión que buscan en las palabras.

El taller literario Koeyú funciona ininterrumpidamente desde 1986 en el Centro Cultural Universitario. Se inició por inquietud de Juan José Folguerá, y la idea fue concretada por Darwy Berti, Jorge Sánchez Aguilar y Girala Yampey. Formó parte de las filas del grupo fundador Elena Zelada de Fiorio, quien dirigió el taller hasta fines de 2008. Hoy, ese espacio es ocupado por Adriana Linares, profesora en Letras, quien lo coordina desde hace diez años.
Koeyú significa “amanecer dorado”, y para su actual coordinadora, es “un espacio que ofrece la libertad de escribir lo que uno desee”, es decir, de incursionar en diferentes tipos de textos: desde la poesía y el micro relato, hasta los cuentos o las novelas. En la extensa charla que tuvo con periodistas, la docente habló también de otras premisas, como el poder crear e imaginar a través de las palabras y no descuidar la humanidad.
Desde hace un tiempo, al taller asisten personas de todas las edades, profesiones y estratos sociales, lo que le otorga a cada encuentro la riqueza de contar con un amplio espectro de voces y miradas.
Adriana asegura que intenta suscitar la palabra en los presentes es sin imponer nada, pero con la firme decisión de que deben trabajarla de manera creativa para encontrar en ella su impronta más personal.
Describió que cada persona se acerca al taller con sus inquietudes particulares, y desde ahí, se le propone canalizarlas con lecturas de distintas épocas y con técnicas de escritura. Para su coordinadora no hay temas elevados o menores, lo único que se pide es que sean una manera de decir algo en forma original. La vocación y el compromiso son las claves para que se puedan seguir tratando temáticas archiconocidas, sin olvidar que la escritura es un acto de comunicación y que este involucra a un lector.
Por eso, en el transcurso del año, se ve como escriben distintos autores, que, según la época, fueron exponiendo los mecanismos de una obra literaria. Adriana aseguró que, de esta manera, “van incorporando inconscientemente (dichos dispositivos), por eso es tan importante la lectura”. Por otra parte, el taller es un espacio de encuentro entre aquellos que sienten “afecto por la palabra”.
Actividades Complementarias
Durante el año, los integrantes del taller, junto a Linares, realizan actividades de extensión, como cafés literarios, encuentros y presentaciones. Destacó uno taller realizado en una escuela nocturna en el que florecieron temáticas sumamente crudas y en el que se vio la necesidad de revalorizar a los jóvenes que trabajan y estudian a la vez.
Otra acción fundamental que desarrollan es ser el nexo entre Universidad y el Nivel Secundario. Adriana trabaja para desterrar la idea de que la Universidad es otro mundo, sino que “es una puerta abierta a otros mundos”.
Además, desde hace algunos años, concurren al Colegio Figuerero para celebrar el Día del Libro y el Día del Escritor; también realizaron varias presentaciones en el marco de la Feria Provincial del Libro.

Inscripción
El taller admite hasta 25 personas, de 15 a 75 años. Aquellos que quieran participar pueden inscribirse de manera online haciendo click en el siguiente link: http://extctes.unne.edu.ar/talleres.php o bien acercarse a la sede, en la esquina de Córdoba y 9 de Julio, 2º piso.
Las clases comienzan el martes 3 de marzo, en los siguientes días y horarios: martes de 11 a 12:30, o de 19:15 a 20:30 y viernes de 19:30 a 21.