octubre 26, 2020

Chiqui Pereyra: “Pensé que nunca íbamos a llegar a traer tango acá”

Con acento portugués, del otro lado de la cordillera, con tonada guaraní o de pronunciación rioplatense oriental, de distintas voces pero de una sola pasión, el tango. Con la misma intensidad que se siente y se disfruta por las calles porteñas, el teatro Juan de Vera se vistió de arrabal para albergar el fin de semana a la exitosa edición inaugural del Festival Internacional de Tango.

Una noche soñada, el protagonismo de la luna del Taragüí y un ramillete de estrellas sirvieron para que el jueves en las escalinatas del coliseo correntino se pincelen los primeros firuletes tangueros. Previo al show, el diseñador Walter Delgado presentó su colección de alta costura con bellísimas modelos que desfilaron a los pies del centenario edificio.

Luego fue un sueño constante, artistas de renombre que subieron al escenario a aromatizar de tango al Vera.

Entre los referentes la encargada de abrir fuego fue la “Señora del tango”, María Graña que desprendió un espectáculo cargado de emociones. “Volver a Corrientes es hermoso, poder estar en este festival y recibir nuevamente el cariño de la gente es un gran honor para mí”, expresó la reconocida cantante que soltó un ramillete de tangos junto al pianista Pablo Estigarribia. “Con mi compañero estamos a punto de presentar nuestro próximo disco denominado ‘Piano y voz’, que parte del repertorio compartimos en este hermoso teatro pero también varios clásicos”, refirió Graña. Por último destacó el respeto de la gente hacia el artista, “y eso te motiva a querer volver y ojalá el nuevo disco sea el motivo”, dijo la artista que esa misma noche compartió escenario con los bailarines Facundo de la Cruz y Milena Plebs de Buenos Aires y entre los foráneos Gustavo Aramburu y Paola Mainero de Uruguay.

El viernes en tanto, la presencia de la pampeana Antonela Alfonso engalanó el escenario. Con ella actuaron numerosos artistas locales como María Bonita, Nelly Blanco Nelly Blanco el destacado dúo instrumentista Héctor Núñez en guitarra – Oscar Mambrín en bandoneón, Paredón Sur bajo la dirección de Adelina Sívori y Susy Taborda que desplegó sus encanto con una imponente pantalla donde se pudo disfrutar por ejemplo imágenes porteños y obras de artistas como Quinquela Martín.

Pero la gran del festival fue sin dudas la tercera jornada y con un clima agradable en la noche del sábado volvió al Vera uno de los referentes del tango Ricardo “Chiqui” Pereira. El destacado artista rionegrino cautivó a un colmado teatro, con su voz, su tango y sus historias. Esa noche lo escoltaronLigeia Moya de Chile y Francisco Palhano del Brasil, entre destacados artistas provenientes de todo el país y una destacada participación de la Compañía de Danza Taborda de Paraguay.

“Chiqui” Pereira volvió a mostrarse complacido por la invitación, como en las ediciones del antes denominado “Festival Corrientes Tango”. “Normalmente los festivales de tango no varían mucho son cantantes, músicos y milongas, se cierra con una gran milonga y está bien que sea así. Pero lo bueno en este festival es que se agregaron otras cosas, las capacitaciones, las artes plásticas, entre otras cosas que le dan un plus maravilloso al evento”, dijo.

Asimismo el artista agregó que “este festival felizmente creció, y eso se debe Al cariño de la gente y lo digo de verdad.Yo pensaba que nunca íbamos a llegar a traer el tango acá y hoy es un escenario internacional, es maravilloso eso”, expresó con una enorme sonrisa.

Su parte Carlos Stegelman, a cargo de la organización del evento expresó a época que las tres primeras noches fueron exitosas. “Se cumplieron todas las expectativas estamos muy contentos”, dijo ayer horas antes de iniciar el cierre del Festival Internacional de Tango que -al cierre de esta edición- en el salón Lapacho del Club San Martin con una gran pista de baile y la música a cargo del Sexteto Milonguero.