septiembre 24, 2021

Con controles y algunas quejas, empezó a funcionar el corredor de calle Salta

La Comuna pintó el carril exclusivo para colectivos y ya no se puede estacionar desde costanera hasta Yrigoyen. Comerciantes y remiseros advierten que los cambios afectarán su actividad.

Tras varios meses de preparativos, la Comuna capitalina finalmente demarcó una parte del carril exclusivo para colectivos sobre calle Salta, entre la costanera e Hipólito Yrigoyen. Es así que, luego de los trabajos realizados por los obreros, quedó prohibido el estacionamiento de vehículos en ese trayecto de seis cuadras.
Por ello, señalizaron los cordones, pintándolos de rojo, aunque reconocieron que en esta primera etapa de aplicación del corredor no se realizarán multas de manera directa. Lo que hacen desde ayer los inspectores de Tránsito es tener una presencia permanente en el lugar para informar a los conductores sobre los cambios y realizar una tarea de concientización. Además de estacionar, también queda prohibido detenerse en ese tramo de calle Salta, tal como sucede desde hace tiempo en varias cuadras de La Rioja.
Las obras y estas modificaciones forman parte de un paquete de cambios que el Municipio planifica hace tiempo para implementar en la ciudad el Sistema Integrado de Transporte, o Metrobus, con el que los colectivos se desplazan por carriles exclusivos.
Uno de los objetivos de este mecanismo para el transporte público capitalino es mejorar el servicio en general, sobre todo la frecuencia de los coches de las distintas líneas, que representan uno de los principales reclamos de los usuarios.
Además de la demarcación del carril, avanzan también algunas modificaciones sobre las veredas. De esta manera, tras cambiar las losetas en mal estado en un tramo de 100 metros, el Municipio alista la colocación de plataformas para instalar garitas en las paradas. De esta manera, se reducirá el tamaño de la calzada pero aseguran que los pasajeros tendrán mayores comodidades al momento de esperar el colectivo.

Malestar
Tal como pasó cuando se delimitó el corredor de calle La Rioja, los comercios que tienen su frente sobre Salta ven con preocupación la imposibilidad de estacionar. Teresa, de una empresa de viajes que queda entre 9 de Julio y Junín comentó ayer a la tarde que “nos afecta porque no sabemos donde dejar nuestros autos y lo mismo para los clientes que se acercan acá”.
Asimismo, a pocos metros de allí funciona un consultorio médico al cual acuden personas con dificultades físicas que necesitan descender del vehículo cerca por los problemas que tienen. La parada de taxis que funciona en esa misma esquina también deberá trasladarse.
Además de lo comercial, la tarea de los remiseros que trabajan en una base por Salta también se vio afectada desde ayer. Los trabajadores cuentan con un pequeño garaje en el que no entran más de cuatro móviles, y allí esperan los llamados de los clientes.
“La base te avisa si hay lugar para estacionar acá, sino tenemos que quedar dando vueltas por la calle, gastando nafta”, comentó a este matutino uno de los remiseros. En tanto, a partir de esta situación y argumentando no haber sido avisados por la Comuna, algunos comerciantes de la zona estudian la posibilidad de presentar una nota formal a modo de queja, describiendo las dificultades que se les plantean a partir de los cambios viales implementados para el Metrobus.