septiembre 24, 2021

Con actividades recreativas, habilitaron una reserva natural en el sur correntino

La Comisión Técnica Mixta de Salto Grande cedió 93 hectáreas a Mocoretá y un centenar a Chajarí. Pretenden que el espacio sea biprovincial. Del lado de Corrientes ya se puede disfrutar de la naturaleza, mientras gestionan recursos para aplicar un plan de protección integral.

A unos dos kilómetros del casco urbano de Mocoretá está emplazada la reserva natural biprovincial. Ayer fue habilitado ese espacio, donde ya se puede disfrutar de la naturaleza. En paralelo, iniciaron las gestiones para obtener recursos destinados a realizar un  relevamiento de la fauna y flora para, en base a esto, diseñar un plan de manejo.
“En diciembre del año pasado, la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande cedió en comodato por cinco años, 93 hectáreas a nuestra localidad y unas 100 a Chajarí (Entre Ríos)”, recordó Marlen Riquelme, quien integra la “Mesa de Amigos de la Reserva Biprovincial de Mocoretá” en la cual se encuentran representantes de diferentes sectores.
Precisamente ese equipo de trabajo junto con el Municipio de Mocoretá trabajaron durante los últimos 12 meses para tratar de avanzar con un proyecto para proteger los recursos naturales de la zona y al mismo tiempo, tanto pobladores como turistas, disfruten del lugar.
En este marco, se ejecutaron una serie de obras para facilitar el acceso, proveer de infraestructura básica y también se realizaron gestiones destinadas a que el espacio sea declarado oficialmente como reserva provincial. “Inclusive presentamos un proyecto de ordenanza en el Concejo”, acotó Riquelme.
Pero mientras aguardan que avance el proceso legal, ayer ya habilitaron el espacio natural como un sitio de recreación.
“A partir de las 17 realizamos caminatas, avistaje de aves con binoculares y los chicos realizaron dibujos utilizando distintos elementos, tales como pasto”, explicó Riquelme mientras que el corte oficial de cintas se concretó a las 19 con las autoridades, entre ellas, el intendente Fabio Lovatto.
A partir de ahora, quienes concurran a la reserva “pueden disfrutar de un día al aire libre. Hay senderos para caminar por la zona e inclusive dos miradores que se diseñaron para contemplar la belleza del lugar”.
“Por supuesto que el objetivo es poder ejecutar un plan de protección integral. Y por eso, desde la mesa de amigos de la reserva presentamos un proyecto ante la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande para poder realizar un relevamiento de la fauna y flora del lugar. Una vez que dispongamos de esa información, estaremos en condiciones de avanzar en la elaboración de un plan de manejo de la reserva”, concluyó Riquelme.