septiembre 27, 2021

Comenzó la entrega de elementos a unas 400 familias que fueron víctimas de la inundación

Desarrollo Social de la Nación envió colchones, camas, heladeras, cocinas y otros elementos. Ayer iniciaron la distribución de la asistencia que ya llegó a 232 hogares. El viernes 22 arribará lo correspondiente a otras 170 casas.

A fines de abril comenzó lo que después se convirtió en una emergencia hídrica que afectó a varias poblaciones correntinas, pero una de las más afectadas fue San Luis del Palmar. Durante casi dos meses, decenas de familias permanecieron evacuadas. Las pérdidas -además de las producciones en los campos- fueron numerosas en muchos hogares. Para paliar esa situación, desde Nación enviaron muebles, cocinas, heladeras y otros artículos. Ayer comenzó la distribución que, estiman, demandará al menos 15 días y alcanzará a unas 400 familias.
En la tarde del último miércoles comenzaron a llegar a San Luis del Palmar los camiones que transportaban camas, colchones, cocinas, heladeras y otros elementos destinados a compensar las pérdidas registradas en centenares de casas alcanzadas por el agua. “Esta mañana (ayer) llegaron más. Están estacionados en el predio de Utrasa”, contó una de las vecinas que fue damnificada. Al mismo tiempo planteó que “nos dijeron que ahora no llegó para todos, pero que en breve se recibirá lo que falta. Ojalá que sea así, porque la verdad es que pasamos por una situación muy difícil de la que aún no nos recuperamos”.
“Ahora llegaron 22 camiones que incluyen unos 11 artículos, como ser heladeras, cocinas, sábanas, frazadas, colchones y roperos. Esta primera tanda tiene como destinatarias a 232 familias que fueron censadas durante la emergencia hídrica”, contó el subsecretario de Desarrollo Social de la Provincia, Manuel Aguirre. Tras lo cual agregó que “el viernes próximo (22) llegarán otros 20 camiones que traerán artículos para asistir a otras 170 familias”.

Casa por casa
Sobre la distribución, el mencionado funcionario explicó que “Nación envió tres camiones más chicos con los cuales se entregan los elementos. Por eso, a quienes fueron censados se les pide por favor que siempre esté alguien en la casa para poder recepcionar la asistencia”. En este punto aclaró que “por ejemplo hoy (ayer) sólo se logró concretar la entrega a siete familias porque se hace una especie de mudanza. Por ejemplo, del camión que trae camas se extrae una o las que estén consignadas en la planilla elaborada con el censo e idéntico procedimiento se realiza con los acoplados que contienen cocinas, heladeras, colchones, etcétera”. Por ello, Aguirre estimó que los operativos de distribución demandarán al menos 15 días.
“Se trata de una asistencia histórica para familias afectadas por las inundaciones”, consideró Aguirre. Al mismo tiempo destacó que eso fue posible gracias a un trabajo articulado que comenzó con las gestiones realizadas por la concejal Roxana Encinas ante Desarrollo Social de la Provincia, y las del coordinador provincial del Plan Belgrano, Javier Silva ante Nación.
A partir de eso “se coordinaron acciones entre Provincia y Nación que permiten esta asistencia”, reiteró el funcionario. Precisamente, por ello participó del inicio del operativo de reparto la delegada en Corrientes del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Claudia Gómez Silva y autoridades comunales.

Pedidos
Desde la primera sección de San Luis se comunicaron con El Litoral para expresar que “nosotros también necesitamos ayuda. Somos varias familias que perdimos camas, colchones, roperos y heladeras”, contó una de las damnificadas, quien acotó que sobrevive “con una pensión de siete hijos porque tenía una chacrita pero el agua se llevó todo”.
“Se nos complica ir hasta el pueblo, por eso esperamos que gente de Desarrollo Social venga a ver todo lo que perdimos”, afirmó.
Consultado sobre esta situación, Aguirre dijo que “ahora todo lo que está llegando corresponde a las familias que fueron censadas. Seguramente cuando se terminen estas entregas se hará un nuevo relevamiento para detectar si alguna familia quedó sin asistir”.