julio 12, 2020

Vuelos: en dos años habilitaron seis low cost para Corrientes pero sólo opera una

El aeropuerto local fue incluido en varias rutas cedidas en el último tiempo, aunque sólo Flybondi decidió explotarlas. Aseguran que el Piragine Niveyro está en condiciones de recibir más aviones, pero las empresas apuntan a destinos con mayor demanda.

El Gobierno nacional volvió a conceder rutas aéreas que incluyen a Corrientes para explotar una nueva aerolínea low cost, que podría ofrecer pasajes a bajo costo a Buenos Aires, Córdoba y Mendoza. Se trata de la empresa chilena JetSmart, que se suma a las cinco anteriores que fueron anunciadas, pero eligieron operar en otros destinos.
Desde comienzos del 2017 fueron seis las aerolíneas habilitadas para brindar servicio en el aeropuerto local: Avianca. Alas del Sur, Norwegian, Buenos Aires Internacional Airlines, Flybondi y ahora JetSmart.
Desde aquel momento hasta ahora, sólo Flybondi decidió explotar vuelos desde Corrientes, incorporando primero uno a Buenos Aires y luego otro a Córdoba, un servicio extinto hace 18 años. A algunas empresas como Norwegian se les venció el plazo máximo, ya que el permiso se dio a fines de 2017 y era de un año.
El director de Aeronáutica de la Provincia, Raúl Aquino señaló que “el aeropuerto está preparado para recibir nuevos vuelos”, dejando en claro que la infraestructura del Piragine Niveyro podría soportar la llegada de más aviones, además de los tres que operan actualmente. Más allá de esto, vale recordar que desde Aeronáutica señalan desde hace tiempo la necesidad de algunas obras, sobre todo la ampliación de la plataforma donde maniobran las aeronaves. Sin grandes impedimentos con el aeropuerto, advierten que la decisión de la mayoría de las aerolíneas tiene que ver con cuestiones de mercado. “Son decisiones empresariales, seguramente analizan la demanda y se definen por lugares que son más turísticos”, opinó Aquino.
En este sentido, vale recordar que la empresa Amaszonas ofreció viajes entre Corrientes y Asunción hasta el año pasado. Por la escasa demanda, los vuelos estuvieron vigentes sólo por cinco meses y la aerolínea finalmente decidió suspender este servicio internacional.