octubre 25, 2020

Valentino ya es parte del rebaño de Dios

El pequeño de ocho meses acompañado por su familia de guarda y sus íntimos allegados fue presentado ante la Iglesia Católica. La parroquia Jesús Misericordioso del barrio 17 de Agosto fue el lugar donde el bebé recibió la bendición. Su mamá de corazón exigirá la tutela definitiva al Juzgado de Menores.
Pasadas las 9 de ayer el nombre del pequeño Dylan Valentino se escuchó desde el púlpito de la iglesia Jesús Misericordioso, en una ceremonia encabezada por el padre Hernán González. Junto a nueve pequeños más, el “Torito” correntino fue presentado ante Dios en la ceremonia de Bautismo que tuvo lugar en templo ubicado en el barrio 17 de Agosto. El martes pasado tras las tramitaciones realizadas en la casa de culto católico, el cura que lidera esa feligresía enlistó al pequeño para el acto ceremonial.
Su familia de corazón acompañó el sacramento y lo vivió de manera intensa. Tanto la mujer que obtuvo la guarda provisoria por un año y quien lucha por su tutela definitiva, Silvia y sus dos hijos Ezequiel y Enzo, rodeada del entorno familiar, Karina, tía de corazón, su abuela Luisa y sus allegados más íntimos, acompañaron al bebé de ocho meses a recibir la bendición de Cristo.
Sus padrinos, Viviana y David, una pareja amiga de Silvia, quienes apoyaron a la familia de corazón durante la internación del bebé desde su segundo ingreso al hospital Juan Pablo II el pasado 24 de mayo, recibieron la propuesta de oficiar este rol durante las rondas de oraciones donde se imploró por la estabilidad del pequeño, que aún se recuperaba de las lesiones con que había llegado al hospital Pediátrico.