mayo 31, 2020

Tras reiterados robos durante la cuarentena, una florería reclama mayores controles

Sustrajeron unos 15 planteros que se encontraban en la vereda del local ubicado en la esquina de La Rioja e Hipólito Yrigoyen. Estiman que la pérdida económica es de alrededor de $50 mil. Exigen que se esclarezca el caso.

Mientras estuvo cerrada varias semanas por la cuarentena, una florería céntrica sufrió sucesivos robos de valiosos elementos que se encontraban adornando la vereda. Se trata del local ubicado en la esquina de La Rioja e Hipólito Yrigoyen, desde donde reclaman medidas para prevenir este tipo de hechos.
En diálogo con Claudia Monteros, propietaria de la florería, contó que “nos robaron 15 planteros, de distinto tipo, pero todos de tamaño importante y valiosos”. Calculan que la pérdida económica ronda los $50 mil, lo que los perjudica aún más en la situación que atraviesan los comercios en este contexto de emergencia y pocas ventas.
Monteros relató que “aunque no atendíamos, veníamos cada tanto a ver el local, y cada vez que llegábamos nos dábamos cuenta de que faltaban dos o tres planteros, con palmeras y otras especies”.
Este fue el motivo por el que realizaron la denuncia correspondiente, y están a la espera de novedades. La Policía se comprometió a investigar, incluso revisando las cámaras de seguridad que funcionan en esa zona del centro capitalino. Por la cuarentena, el sector, que habitualmente es muy transitado, estuvo casi desierto por algunas semanas, situación que habrían aprovechado las personas que se robaron los planteros de la vereda.
“Son planteros pesados, es imposible que los hayan llevado en moto o caminando, tuvo que haber sido en algún vehículo”, opinó Claudia Monteros ayer, mientras atendía la florería en la esquina céntrica. Además, contó que “ahora ya no sacamos más a la calle, o sólo algunos que sean fáciles de hacer entrar antes de cerrar el negocio”.
Luego de transcurridas varias semanas del último robo, desde la florería esperan poder recuperar los elementos robados desde que comenzó el aislamiento social obligatorio decretado por el Gobierno nacional. Es que, además del daño económico, expresan que resulta muy difícil poder reponer las pérdidas.
“Es prácticamente imposible para nosotros reponer ahora, sobre todo por la situación de crisis que estamos atravesando lamentablemente”, agregó la propietaria de la florería en diálogo con este matutino.
Además de lamentarse, Monteros señaló que estaban sorprendidos por lo ocurrido. Con muchos años en el rubro, aseguró que es la primera vez que les sucede algo así; un robo por etapas que representa una pérdida importante de dinero difícil de recuperar.
Esta situación viene a darse además en un contexto más que desfavorable, ya que el cierre de las florerías por la emergencia sanitaria representó una dura complicación al rubro. Monteros comentó al respecto que “la gente no va a los cementerios, no hay eventos ni servicios fúnebres prácticamente, por lo que las ventas son muy bajas”. Y agregó: “Somos uno de los sectores más afectados”, lamentándose además por los robos que sufrieron y reclamando respuestas por parte de la Policía para que se esclarezca el caso.