octubre 21, 2020

Techo busca adhesión local a la ley nacional de integración de asentamientos informales

Referentes de la ONG se reunieron con autoridades municipales y del Concejo Deliberante para presentarles un proyecto para la generación de una reglamentación comunal, que permita la urbanización de unos 55 predios irregulares de la ciudad.

Con el objetivo de brindar una solución habitacional definitiva para miles de familias en situación de vulnerabilidad, desde la sede Corrientes-Chaco de la ONG Techo, presentaron en la Municipalidad y en el Concejo Deliberante una propuesta para que desde la Comuna se adhieran a la Ley Nacional de Regularización de Villas. La iniciativa apunta a la generación de una reglamentación municipal que permita la urbanización e inclusión de unos 55 asentamientos informales registrados en la Capital, donde viven aproximadamente unos 9.300 grupos familiares.
La Ley Nacional de Regularización Dominial de Barrios Populares fue aprobada por el Congreso de la Nación durante la semana pasada e incluye a unos 4.416 asentamientos informales de todo el país que se encuentran registrados en el Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap) que fue confeccionado por distintas organizaciones sociales. Según los datos provinciales recopilados, en Corrientes hay unos 116 predios habitados informalmente, dentro de los cuales unos 55 se ubican en jurisdicción de la Capital.
“Hoy -por ayer- nos reunimos con miembros del Departamento Ejecutivo Municipal (DEM) y del Concejo Deliberante para presentarles la iniciativa de un proyecto de adhesión municipal a la ley nacional de regularización dominial de asentamientos, la cual permitiría la urbanización e inclusión de unos 55 asentamientos informales ubicados en la jurisdicción de la Municipalidad capitalina”, señaló en diálogo con El Litoral el director general de la sede Corrientes-Chaco de Techo, Carlos Durán López. “La idea es que desde la Municipalidad y el Concejo Deliberante se pueda establecer un marco normativo y legal para el cumplimiento y la reglamentación de la ley nacional que generará beneficios para unas 9.300 familias que viven en los asentamientos informales de la Capital, según nuestros datos”, explicó el miembro de la ONG.
La intención de Techo es que en el Concejo Deliberante capitalino pueda darse el debate de la necesidad de una reglamentación de adhesión a la ley nacional durante las sesiones ordinarias que restan del año. Asimismo, también apuntan a que los 55 asentamientos informales registrados en la Capital puedan ser formalmente incluidos en el entramado urbano de la ciudad, con el adecuado aprovisionamiento de servicios e infraestructura.
Según los relevamientos llevados a cabo por la ONG Techo a nivel nacional, Corrientes registra los asentamientos informales con mayor índice de vulnerabilidad habitacional, fundamentado en las dificultades y falta de acceso de los pobladores a obras, servicios básicos urbanos, infraestructura y urbanización, así como también la proximidad a factores de riesgos ambientales, entre otros puntos. En la zona comprendida en el conglomerado urbano del Gran Corrientes se identificaron más de un centenar de predios habitados irregularmente con distintas antigüedades.