noviembre 18, 2019

Sube: el Municipio gestiona punto de recarga propio para evitar cobro de plus

La Comuna inició el trámite y espera una respuesta de Nación para implementar un nuevo sistema que garantice transparencia. Además, reiteran que es ilegal la exigencia de un adicional, algo que se repite en casi todos los comercios, que piden $5 extras.

La Sube es, desde hace bastante tiempo, la única forma en que los usuarios pueden abonar el pasaje de colectivos y la recarga de saldo suele generar inconvenientes de demoras, falta de servicio y el cobro de un monto extra por cada compra de crédito. Ante esta situación, desde la Comuna señalaron la intención de habilitar un punto propio que garantice el funcionamiento y la trasparencia del proceso.
La directora general de Transporte, Verónica Pérez Yacuzzi comentó que “está en trámite la habilitación de un puesto municipal de recarga de saldo, donde no se cobre plus y esté garantizado el servicio”. Los requisitos ya fueron presentados por la Comuna y aguardan una definición desde Nación, pudiendo ser uno de los primeros sitios en que se aplique esta modalidad.
Otra alternativa es un convenio con algún comercio, justamente para que ese punto actúe como punto oficial del Estado con el objetivo de brindar un mejor servicio que los privados.
En cuanto al cobro de un adicional que en general es de $5, desde Transporte recordaron que sigue estando prohibido y que las irregularidades deben ser denunciadas. “En Corrientes hay 10 redes de venta, que a su vez tienen kioscos y otros puntos, como son privados ponen el recargo”, explicó Pérez Yacuzzi a este matutino.
Si la denuncia se realiza a través del 0800-777-7823, la operadora nacional del sistema se encarga directamente de multar al local, luego suspende el servicio por 72 horas en varias ocasiones y puede llegar incluso a la baja total si continúan los incumplimientos por parte del comerciante.
En este sentido, destacan las ventajas de la carga electrónica, que cuenta incluso con algunos días en que los descuentos llegan hasta el 50%, pudiendo ahorrar dinero al cargar la tarjeta, que luego deberá activarse en una terminal automática.
Hasta la última actualización de la base de datos a fines del año pasado había en la ciudad alrededor de 70 puntos de recarga de saldo Sube, aunque luego se dieron de baja algunos y se sumaron otros, tanto en la zona céntrica como en los barrios, desde donde surgen las principales quejas respecto de la falta de servicio.