diciembre 8, 2019

Remises al Chaco subieron a $35 y el cruce sigue siendo una odisea

Tras la suba del pasaje, desde una de las firmas locales, informaron que la demanda se mantuvo ayer,
a pesar de que algunos usuarios no estaban informados. Viajar en colectivo o en auto sigue siendo caótico.

Ante la implementación desde ayer de la nueva tarifa de los remises Chaco-Corrientes, que pasó de $30 a $35, desde el sector informaron que la demanda se mantuvo en los parámetros normales.
Este incremento del 20% es el primero que se da desde junio de 2016, y resulta como consecuencia del  aumento acumulado del combustible que ronda aproximadamente el 15% en lo que va del año.
El Litoral visitó a una de las empresas que funciona en el puerto local y en dialogo con uno de los encargados pudo saber que la demanda se mantuvo durante toda la jornada a pesar del incremento del viaje que pasó de 30 a 35 pesos.
“Durante el día trabajaron 22 coches y cada uno está realizando unos 5 viajes, que es la misma cantidad de viajes que realizaban con la tarifa de 30”, dijo el empleado.
Este incremento del servicio de remises interprovincial se da en un marco que contempla un proceso de licitación del transporte público de pasajeros que recorre la misma traza y la suspensión del servicio de las 00, que desde hace dos semanas vienen implementando las dos empresas  que hasta el momento realizan la actividad.

Remises locales
Algunos rodados de diferentes firmas locales también ofrecen el mismo servicio pero el costo por persona para viajar a Resistencia es de $50.
“Los usuarios al conocer el costo del viaje protestan y no se muestran alegres, pero se resignan a pagar el monto, para poder llegar hasta su destino y evitar demoras”.