octubre 27, 2020

Remiseros anticipan una baja en la demanda para las vacaciones de invierno

Desde la asociación local señalaron que actualmente bajó un poco el uso del servicio y se espera que haya una merma temporal durante el receso invernal. Buscarán la manera de mantener la rentabilidad.

os remiseros de la ciudad no sólo deben afrontar los incrementos de costos operativos generados por la suba del dólar y los aumentos de los valores de los combustibles e insumos, sino también la merma en la demanda. Desde la Asociación de Remiseros de Corrientes señalaron que aguardan una baja temporal en el uso del servicio para las vacaciones de invierno, por lo que van a analizar las medidas y formas de mantener la rentabilidad en las próximas semanas.
Por el momento los remiseros locales no tienen previsto ningún incremento en el valor de la tarifa, aunque no lo descartan en los próximos meses, teniendo en cuenta los aumentos mensuales en los valores de los combustibles que se aguardan para el segundo semestre del año.
“A los incrementos de costos que venimos atravesando hay que sumar la baja en la demanda que se viene registrando debido a la caída del poder adquisitivo. Entre el 70% y el 80% de nuestra demanda son trabajadores de la administración pública por lo que tenemos que ser muy cautos a la hora de analizar un incremento de tarifa, para no afectar aún más a los clientes”, explicó en diálogo con el titular de la Asociación de Remiseros de Corrientes, Juan Castillo.
Asimismo, en julio se prevé que el sector de la remisería correntina atraviese una caída en la demanda, sobre todo durante las vacaciones. “Aplicar un incremento de precios no sería oportuno durante julio porque en ese mes se registra una merma periódica de la demanda por causa de las vacaciones de invierno, lo cual va a generar un panorama aún más complicado para la remisería”, señaló Castillo.
A los inconvenientes que se vienen registrando con los aumentos de los costos operativos y la baja en la demanda, los remiseros buscarán las alternativas para no ver afectada aún más la rentabilidad. “Vamos a tener que analizar la manera de mantener la rentabilidad a raíz del incremento de costos y tratar de compensar el desequilibrio que nos generó la suba de los combustibles. Seguramente tendremos que dedicar aún más horas de trabajo para poder recuperar las pérdidas generadas por los aumentos, ya que todavía no están dadas las condiciones para aplicar una suba en el precio de la tarifa”, explicó el titular de la Asociación de Remiseros de Corrientes.