octubre 21, 2020

Ofrecen recompensa por datos del paradero del “Gordo” Saucedo

IMAGEN DEL PRESUNTO LÍDER DE “LOS GORDOS”.

Las au­to­ri­da­des con­ti­nú­an en la bús­que­da de pró­fu­gos apun­ta­dos co­mo miem­bros de una red de­lic­ti­va de­di­ca­da al tras­la­do de ma­ri­hua­na pa­ra­gua­ya des­de la lo­ca­li­dad co­rren­ti­na de Ita­tí. Es así que ayer en el Bo­le­tín Ofi­cial de la Pre­si­den­cia se in­for­mó que se es­ta­ble­ció una re­com­pen­sa de me­dio mi­llón de pe­sos por in­for­ma­ción so­bre el pa­ra­de­ro de Luis “El gor­do” Sau­ce­do, quien se­ría un im­por­tan­te je­fe cri­mi­nal ita­te­ño.

“Las per­so­nas que quie­ran su­mi­nis­trar da­tos de­be­rán co­mu­ni­car­se te­le­fó­ni­ca­men­te con el Pro­gra­ma Na­cio­nal de Co­or­di­na­ción pa­ra la bús­que­da de per­so­nas, or­de­na­da por la Jus­ti­cia al nú­me­ro 0800 555 5065”, re­za el Bo­le­tín Ofi­cial de la Na­ción.
Se­gún las in­ves­ti­ga­cio­nes en tor­no al co­mer­cio de dro­gas de Ita­tí, Sau­ce­do en apa­rien­cia era un em­ple­a­do mu­ni­ci­pal pe­ro re­al­men­te se de­di­ca­ba a di­ri­gir la ban­da de “Los Gor­dos”, gru­po que jun­to a otra pan­di­lla lle­vó ade­lan­te la en­tra­da de to­ne­la­das de ma­ri­hua­na des­de Ita­tí ha­cia unas sie­te pro­vin­cias.
Asi­mis­mo se cree que Sau­ce­do te­nía ne­xos con el gru­po ro­sa­ri­no “Los Mo­nos”, con quie­nes ha­brí­an can­je­a­do dro­ga a cam­bio de ve­hí­cu­los pa­ra acre­cen­tar la es­truc­tu­ra nar­co de Ita­tí.
El em­ple­a­do mu­ni­ci­pal, se­gún se cre­e, po­se­ía una for­tu­na que no po­día jus­ti­fi­car con el suel­do que co­bra­ba men­sual­men­te des­de la Co­mu­na. Se es­ti­ma que te­nía una flo­ta de 23 au­tos de al­ta ga­ma, tres pro­pie­da­des, en­tre di­ver­sos bie­nes. Lo iró­ni­co es que era be­ne­fi­cia­rio del Pro­gra­ma Ho­gar, des­ti­na­do pa­ra per­so­nas de es­ca­sos re­cur­sos.

POR “MORENITA” TAMBIÉN SE OFRECE UNA REMUNERACIÓN.

POR “MORENITA” TAMBIÉN SE OFRECE UNA REMUNERACIÓN.

El sos­pe­cho­so per­ma­ne­ce pró­fu­go des­de fe­bre­ro cuan­do, ba­jo las ór­de­nes del Juz­ga­do Fe­de­ral Nº1 de Co­rrien­tes, uni­for­ma­dos lle­va­ron ade­lan­te múl­ti­ples alla­na­mien­tos y ope­ra­ti­vos que fi­na­li­za­ron con la de­ten­ción de Ma­rie­la Te­rán, hi­ja del in­ten­den­te ita­te­ño, y el es­po­so de ella, Ri­car­do Pi­ris.
Con res­pec­to a di­cha opor­tu­ni­dad, se ha­bía se­cues­tra­do una gran can­ti­dad de ve­hí­cu­los, ya que la prin­ci­pal sos­pe­cha es que fue­ron com­pra­dos con el di­ne­ro ob­te­ni­do de la ven­ta del es­tu­pe­fa­cien­te ver­de.
Al­gu­nas hi­pó­te­sis mar­can que ha­bría hui­do a Pa­ra­guay.
Es así que las au­to­ri­da­des es­pe­ran ob­te­ner in­for­ma­ción so­bre su pa­ra­de­ro con la ofer­ta de re­mu­ne­ra­ción por 500 mil pe­sos. Mis­ma can­ti­dad de di­ne­ro se ofre­ce por da­tos so­bre el pa­ra­de­ro de Fe­de­ri­co “Mo­re­ni­ta” Ma­rín, quien se­ría otro lí­der nar­co de la lo­ca­li­dad co­rren­ti­na.
Con res­pec­to a es­te sos­pe­cho­so se en­cuen­tra pró­fu­go des­de di­ciem­bre de 2015 y los in­ves­ti­ga­do­res sos­pe­chan que eva­dió a tiem­po el de­no­mi­na­do “O­pe­ra­ti­vo Sa­pu­cay”, el cual ter­mi­nó con la de­ten­ción de más de 20 pre­sun­tos nar­co­tra­fi­can­tes, en­tre ellos el in­ten­den­te Na­ti­vi­dad Ro­ger Te­rán y el vi­ce­je­fe Fa­bio Aqui­no, to­dos ac­tual­men­te alo­ja­dos en el pe­nal de Mar­cos Paz.
Ma­rín es re­que­ri­do por el juez por­te­ño Ser­gio To­rres, cu­ya cau­sa es­tá vin­cu­la­da al “O­pe­ra­ti­vo Sa­pu­cay”