octubre 26, 2020

Las playas correntinas este fin de semana recibieron a más de 3 mil personas

Superada esta primera etapa de prueba, se esperan más habilitaciones por la temporada veraniega en las próximas semanas. También resurgió la polémica por los bancos de arena no habilitados.

La costanera correntina inauguró este fin de semana su tradicional paisaje de balneario público con una gran concurrencia de personas a las tres playas habilitadas, aunque no se pueda ingresar al agua y con un leve ascenso de los 30° C. De acuerdo a los datos de la Dirección General de Playas y Balnearios de Corrientes, las personas que concurrieron desde el viernes al domingo a las costas fueron 3.504.

Si bien es el segundo fin de semana de habilitaciones, este es el primero en el que ponen a prueba el funcionamiento del protocolo de seguridad sanitaria, ya que el anterior fin de semana un frente de aire frío provocó que pocas personas visiten las playas.

También están permitidos desde septiembre los deportes náuticos, como kitesurf, windsurf y wakeboard. Algunos de estos deportistas acompañan al paisaje de la playa Arazaty I, la más concurrida de Corrientes.

Allí en total se habilitaron 1.104 permisos, y según los datos de la Municipalidad de Corrientes, llegaron 2.501 personas desde el viernes hasta el domingo pasado.

Hasta el momento han sido habilitadas tres de las cinco playas de la Capital correntina, sólo para visitas y paseos. El ingreso al agua aún no está permitido así como tampoco la venta ambulante de alimentos y bebidas.

La playa menos concurrida es la del barrio Molina Punta, a casi 10 kilómetros de la Costanera, que en total este fin de semana recibió a 342 personas.

Frente a ese panorama, de playas habilitadas que reciben visitas con permisos tramitados en internet y con protocolo de seguridad sanitaria, este fin de semana resurgió una polémica por las personas que concurren a los bancos de arena en el sector norte del río Paraná, y que la Prefectura Naval ni la Municipalidad reconocen jurisdicción en esas superficies.

Como sólo se puede acceder allí con vehículos acuáticos, estos lugares son conocidos como “playas VIP” de la ciudad, pero no cuentan con habilitación, marcación ni salvavidas.

Seguridad

Ante un incidente con una persona en un vehículo oficial que quiso ingresar a los balnearios sin el trámite del permiso, desde la Municipalidad de Corrientes aseguraron que “está aceitada la relación” entre la Guardia Urbana, los guardavidas, y la Policía de Corrientes, la cual mantiene un cordón de seguridad en la costanera de la Capital. En cuanto a móviles, la Guardia Urbana cuenta con dos cuatriciclos para circular en la arena y que ya fueron utilizados durante los dos primeros fines de semana de esta temporada de playas.

Desde la Policía de Corrientes explicaron que se levantaron los retenes que mantenían blindada la Costanera desde marzo, y que sólo se mantiene un cordón de seguridad en apoyo a la Guardia Urbana municipal. El incidente del sábado puso a prueba también el sistema establecido para cuidar a las personas en los balnearios.

Cámaras

Dos equipos de cámaras de seguridad fueron instalados en la Costanera Sur. Son parte de un acuerdo firmado en junio para la instalación de 100 nuevos artefactos en paradas de colectivos de la Capital, que se suman a otras 600 ya en funcionamiento en toda la ciudad. “Ampliamos el monitoreo de playas con ocho cámaras del programa Paradas Seguras en las intersecciones de la Costanera Sur y Lamadrid, y Costanera Sur y Necochea”, especificó el subsecretario de Seguridad Urbana, Yamandú Barrios. Estos nuevos dispositivos instalados el mes pasado, se suman al poste inteligente de la explanada de la playa Arazaty I y a las cámaras de videovigilancia de las playas Malvinas I y II. Los equipos corresponden al convenio firmado por el Ministerio de Seguridad de la Provincia y la Municipalidad de Corrientes con la empresa chaqueña Sise, y les permite a los funcionarios locales el acceso directo al megadomo (con visión de 360°) del puente General Belgrano, desde el cual se pueden observar las dos playas Arazaty.

Por decisión del intendente Eduardo Tassano el equipo de 25 guardavidas que trabajan en esta temporada de playas depende de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Corrientes; más 50 personas de Guardia Urbana que realizan los controles de los permisos gestionados en el sitio gubernamental. Sólo se habilitaron tres de los cinco balnearios de la Capital, y este segundo fin de semana se estuvo muy cerca de completar los cupos previstos para las dos playas de la costanera capitalina. Para las siguientes habilitaciones, Barrios adelantó que “sumarán otros 25 guardavidas, por lo que en total esta temporada estival tendría que haber 100 personas abocadas a la seguridad en los espacios costeros”.